Booking.com

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y si estás entre aquellos que todavía no saben dónde ir pero tienen claro que debería ser un lugar cercano y económico, tenemos buenas noticias: hoy vamos a hablarte sobre 4 destinos baratos en Europa, a los que podrías viajar este Junio, Julio y Agosto sin tener que pedir un préstamo.

4 destinos para pasar tus vacaciones

1 – Polignano a Mare, Italia

Seguro que si te decimos “Italia” te vienen a la mente grandes ciudades como Roma, Florencia o Venecia… pues vamos a contarte un secreto: Italia es mucho más que eso. Si quieres un destino espectacular, barato y nada conocido prepara tu maleta y vete a la región de Apulia.

Aquí se encuentra Polignano a Mare, un pueblecito que te parecerá sacado de un libro de cuentos. Está construido en lo alto de unos acantilados, con miradores al Mar Adriático y sus calles están repletas de poesías y de abuelas que preparan pasta casera. Vamos, ¡una pa-sa-da de bonito y de auténtico!

Polignano puede servirte también de base para explorar otros pueblos igualmente encantadores como Alberobello, donde se encuentran los famosos trulli, y para alquilar un coche y hacer un road trip hasta el Salento, ¡una zona donde encontrarás playas que no tienen nada que envidiarle al Caribe!

Lo dicho: Apulia es uno de los destinos más baratos de Europa (y de los más desconocidos), aprovecha y viaja estas vacaciones.

vacaciones

2 – Ljiubliana, Eslovenia

Ljiubliana, la capital de Eslovenia, es una pequeña ciudad arropada entre montañas que sabrá robarte un cachito de tu corazón viajero. Es divertida, económica y tiene muchas cosas que ver y hacer, por lo que es ideal cuando estas en tus vacaciones de verano. Nuestra favorita es contemplar el atardecer desde lo alto de la colina del castillo (si puede ser con una cervecita fría y unos cevapi, el plato nacional, ¡mucho mejor!). Otro lugar imprescindible es el Zmajski Mos, el Puente de los Dragones, símbolo de la ciudad.

Si te gusta el rollo alternativo tienes que acercarte a Metelkova, un antiguo cuartel de la Ex Yugoslavia que poco a poco se ha transformado para convertirse en el alma underground de la ciudad, repleta de arte urbano, graffitis y esculturas curiosas.

Lo dicho, Ljubljana es una ciudad que te sorprenderá y si además tienes unos días extra no dejes de explorar otros rincones increíbles de Eslovenia, como el Lago de Bled o el Castillo de Predjama.

vacaciones

3 – Pula, Croacia

Croacia cada vez se está poniendo más de moda como destino vacacional y no es de extrañar: este país cuenta con ciudades fabulosas como Dubrovnik o Split, gente amable y una gastronomía que ha sabido fusionar sabores italianos con recetas de los Balcanes.

Pula es la ciudad más importante de la región de Istria, en el norte del país y, además de contar con ruinas de época romana súper interesantes, como el anfiteatro romano más grande y mejor conservado (tras el Coliseo de Roma), está rodeada de pequeñas calas perfectas para pasar un día de desconexión en el Mar Adriático.

Consejo: si tienes la posibilidad de alquilar un coche no lo dudes y acércate a conocer otros dos destinos cercanos. Algunos son Rovinj, un pueblo pesquero la mar de bonito y Motovun, una aldea medieval que se encuentra en la conocida como la “Toscana Croata”.

vacaciones

4 – Barcelona, España

Llegamos a España para acabar este listado con una de las ciudades más bonitas de toda Europa. En Barcelona hay infinidades de cosas que hacer sin gastar nada (o casi): perderse por sus barrios más característicos (Raval, Gótico, Borne, Gracia), pasear por la zona de Sagrada Familia y de la Avenida Gaudí, pasear en bicicleta relajarse en el Parque de la Ciutadella, darse un chapuzón en una de sus playas o subir al Tibidabo para tener la ciudad, literalmente, a tus pies. Lo dicho, Barcelona es uno de los destinos más completos e increíbles de toda Europa con un montón de cosas que hacer gratis… Si aún no le has dedicado unos días ¿te lo vas a perder?