Booking.com

Ya sea que hayan estado juntos durante unos meses o varias décadas, viajar en pareja crea un conjunto único de desafíos. Incluso la pareja más conectada y comunicativa puede tener problemas. Para ayudarte a abordar cualquier problema antes de que surja y manejarlo con calma durante un viaje, reunimos una lista de ocho errores comunes que las parejas cometen durante las vacaciones (y cómo evitarlos).

1. No definir un propósito para el viaje

Probablemente hayas establecido el dónde (destino), pero el por qué debe discutirse antes de hacer cualquier plan. No todos los viajes deben tener necesariamente un propósito, pero establecer uno antes ayudará a evitar conflictos durante el viaje.

El propósito puede ser una forma de reconectarse, disfrutar del tiempo en familia, relajarse o tener una aventura puramente adrenalina. Hacer esto con anticipación asegurará que haya expectativas similares y menos sorpresas.

viajar en pareja

2. No crear un presupuesto

Si discuten constantemente por el dinero, no es una buena idea viajar  en pareja. El problema financiero se trasladará a los viajes. Discutir sobre el dinero es un problema bastante común, pero cuando se combinan las finanzas y los viajes, se convierte en un doble golpe y una fuente de conflicto. La mayoría de las parejas discuten un presupuesto para los artículos caros, como vuelos y hoteles, pero lo mismo debería aplicarse a las comidas y cualquier otro gasto diario.

3. Dejar que una persona haga toda la planificación

En muchas relaciones, hay una persona a la que le encanta planificar y otra a la que no le importan los detalles. Sin embargo, incluso si tú eres quien está haciendo toda la investigación y haces clic en el botón para reservar, debes incluir a tu pareja.

Esto garantiza que no haya sorpresas y que todos estén en sintonía. Además, ambos pueden usar sus fortalezas individuales y rasgos de carácter para contribuir a la planificación. A menudo, un introvertido hará toda la investigación y encontrará la ubicación más grandiosa para la mejor oferta y el mejor momento, mientras que el extrovertido encontrará el lugar o la excursión más candente de la vida nocturna. Eso lo convierte en una gran combinación.

TE PUEDE INTERESAR: MEJORES PLAYAS EUROPEAS EN 2020

4. Entrar en viajes largos o en grupo demasiado pronto

Es mejor comenzar poco a poco con un destino de fin de semana al que puedas conducir o uno que esté a un vuelo rápido de distancia. Ir a Japón para un viaje en avión de 16 horas y una estadía de un mes probablemente no sea la mejor idea.

viajar en pareja

Probar las aguas con un viaje más corto permite a las parejas determinar qué tan bien viajan juntos. Lo mismo ocurre con los viajes en grupo o en familia demasiado. La adición de nuevas personalidades y experiencias puede conducir a una “infidelidad”. Apegarse a viajes cortos solo con ustedes dos es el camino a seguir desde el principio.

5. No limitar la tecnología y el tiempo de trabajo

Ya sea que hayan comenzado a salir o hayan estado casados durante años, la tecnología puede arruinar cualquier viaje. Una forma de remediar esto es establecer límites en el uso de las redes sociales o tener una regla de que no haya teléfonos afuera durante las comidas o excursiones.

Hablar de esto con anticipación puede frenar cualquier resentimiento. Para aquellos que no pueden desconectarse por completo debido a compromisos laborales, aún debe haber un plan claro, como solo revisar los correos electrónicos por la mañana o mientras tu pareja está explorando por su cuenta.

6. Tener un horario repleto

Puede haber un deseo natural de querer hacer todo, especialmente si es tu primera vez en un destino, pero esto puede ser contraproducente rápidamente. La combinación de extenderse demasiado, la sobrecarga de estimulación y el desfase horario puede crear estrés y conflictos adicionales entre las parejas. Ser flexible con los planes o alternar un día ajetreado con uno relajante puede crear más equilibrio.

TE PUEDE INTERESAR: CÓMO PLANIFICAR UNA LUNA DE MIEL EN ISLANDIA

7. Olvidarse de hacerse preguntas

Una vez que estén realmente en el viaje, pregunten qué están disfrutando, o no tanto. La conversación puede sonar como, “Me estoy divirtiendo. Tengo muchas ganas de ir a X sitio, si podemos. ¿Qué te parece?” Esta “descarga diaria” es una forma de tener una idea clara de cuál pudo haber sido el punto culminante del día y cómo posiblemente abordar cualquier problema.

viajar en pareja

8. Pasar demasiado tiempo juntos

Por supuesto, se adoran absolutamente, pero eso no significa que tengan que pasar cada momento juntos. Es absolutamente aceptable, e incluso necesario, tomarse un tiempo separados durante un viaje. Esto es especialmente bueno si tú y tu pareja tienen diferentes intereses.

Un día para dormir puede permitirle al otro un paseo por las calles de la ciudad y un café expreso. Luego, reunirse para un almuerzo ligero o un recorrido por el museo por la tarde puede proporcionar el primer momento para conectarse, participar y disfrutar.