Booking.com

Recorrer el Camino de Santiago es una gran experiencia, lo mejor es que cualquiera puede hacerlo, no tienes que ser un excursionista para recorrerlo. Su accesibilidad permite recorridos desde 120 kilómetros hasta 1000 kilómetros. Dependiendo de cuánto tiempo tengas, lo que quiera ver y qué tan lejos pueda caminar, puedes elegir cualquiera de las rutas existentes, aunque, sin duda la favorita de muchos es el Camino de Santiago Francés.

Sin embargo, gracias a que se trata de un recorrido inolvidable -una gran actividad física y con vistas maravillosas- la gente suele regresar y cada vez toman un camino diferente.

Camino de Santiago ¿qué es?

El Camino de Santiago es una ruta de peregrinación a Santiago de Compostela, en Galicia, se cree que en la catedral de Santiago se enterró el cuerpo del apóstol Santiago.

La tradición de recorrer el Camino se remonta al siglo IX cuando el rey español Alfonso II completó la primera peregrinación a Santiago de Compostela desde Oviedo.

Rutas del Camino de Santiago

Como mencioné anteriormente, el Camino de Santiago no es una ruta única, como algunas personas piensan ya que entre todos resuena uno con mayor popularidad: El Camino de Santiago Francés.

Camino de Santiago Francés

El Camino de Santiago Francés abarca desde St. Jean Pied de Port, en Francia, a Santiago de Compostela. Irónicamente, la mayoría de las personas abordan el Camino de Santiago no por razones religiosas, sino para probarse a sí mismas o simplemente para alejarse de todo. Por ello muchas personas hacen el recorrido a partir de los últimos 100 kilómetros: a partir de Sarria.

Aunque el recorrido completo tiene muchas vistas de diferentes ciudades que recorrer, su último tramo también es una experiencia incomparable. Lo mejor de todo es que gracias a un itinerario facilitado por Civitatis, puedes recorrer los últimos 100 kilómetros del Camino de Santiago Francés en una experiencia única de 7 días.

En este tiempo podrás recorrer sitios con mucho encanto como lo son As Paredes, Barbadelo, Mercado da Serra, Leiman, Morgade, Vilachá y otros pueblos. Pero recuerda que la recompensa será las vistas únicas de Santiago de Compostela que podrás empezar a disfrutar desde que pises el Monte do Gozo, en el sexto día.

Además, el hecho de contar con un guía y la oportunidad de viajar con tu familia o amigos para compartir la gran caminata, incrementará la magia de este recorrido que te aseguro te hará regresar próximamente.

Otras rutas

Una vez que recorras todo el Camino de Santiago Francés probablemente sentirás ganas de repetir la experiencia. De ser así, hay otras rutas como:

    • Camino Portugués: la segunda ruta popular, comienza en Lisboa, Portugal, pero la mayoría de la gente la camina desde Oporto.
    • El Camino Norte: Es la alternativa al camino francés.
    • Camino Primitivo (el Camino Original): La caminata comienza en Oviedo, España. Es relativamente corta con aproximadamente 320 kilómetros.
    • Camino Inglés: Un recorrido corto, 120 km a pie, y uno de los menos conocidos.

La mejor temporada para recorrer el Camino de Santiago Francés

Dependiendo de la ruta que elijas, el clima influye mucho en la calidad del recorrido. Específicamente, el Camino de Santiago Francés de noviembre a febrero ofrece la mejor temporada ya que hay más opciones de hospedaje, aunque muchos de estos sitios funcionan todo el año. De hecho, la belleza de las vistas es perenne todos los días que solo se puede ver afectado por algo de lluvia.

Ventajas (y desventaja) de visitar el camino de Santiago

Muchas personas pueden objetar que el camino es muy transitado, muy comercial o muy caluroso pero allí reside su encanto. Esta caminata es una opción para aquellas personas amantes de las actividades físicas o simplemente para aquellas que quieran disfrutar de una experiencia única.

Ventajas

    • Cualquiera puede caminar el Camino, no se requiere entrenamiento especial, nivel de condición física, etc. Para algunos será más difícil que para otros pero desde adolescentes hasta adultos mayores son bienvenidos a este recorrido.
    • Es seguro, siempre hay pueblos, aldeas en el camino. No se trata de un camino desolado.
    • Es fácil planificar, la ruta está marcada, la infraestructura está ahí, solo tiene que llegar y comenzar
    • a caminar.
    • No es caro, puedes ver muchos lugares y lugares interesantes sin gastar mucho dinero.
    • Te da una perspectiva diferente, tienes tiempo para meditar, pensar y disfrutar de la naturaleza.
    • Puedes caminar tan lejos y tan rápido como quieras, nadie te limita, puedes tomarte tu tiempo o intentar obtener un registro y completarlo en el menor tiempo posible.

Desventajas

    • No es su caminata salvaje tradicional, habrá otras personas, coches, ciudades y ruidos a lo largo de la ruta. Solo tienes que entender que el Camino no fue creado como una ruta de senderismo, lo fue y es una peregrinación. Sin embargo, gracias a las bellezas que ofrece la gente a lo largo de los años ha adaptado el recorrido para fines físicos y experiencias al aire libre. Claro, aún muchos peregrinos lo recorren también y es una razón valedera.

Recomendaciones básicas

Estos sencillos pasos lo ayudarán a planificar y prepararte para la caminata:

  • Asegúrate de que el tiempo que tengas disponible sea la buena temporada para recorrer la ruta (no demasiado calor, ni demasiado frío ni lluvioso, etc.).
  • Reserva tu boleto de avión, tren o autobús y el hotel (se recomienda hacerlo si planeas caminar en temporada alta).
  • Asegúrese de tener todos los elementos esenciales, por ejemplo, zapatos, mochila, saco de dormir.
  • Haz una lista de las cosas que deseas ver o los lugares donde deseas detenerte para asegurarte de que no te perderás algo en el camino.

Si quieres recorrer el camino de Santiago, en cualquiera de sus variantes, y en cualquiera de sus formas tienes más inforamcion en elcaminodesantiago.online