Booking.com

Hay cierta magia en París: No importa en qué lugar de la ciudad que visites, las calles están llenas de hermosos edificios y llenos de gente hermosa. En cada esquina, los parisinos se sientan, comen, beben y ven pasar el mundo. Hacen que se vea tan bien que es más que un poco tentador unirse a ellos; pero incluso un refrigerio modesto (un par de copas de vino y una tabla de charcutería) puede ser costoso. Sin embargo, todavía hay una manera de disfrutar de la famosa cocina de la ciudad sin gastar tu presupuesto en un par de comidas. A continuación, enumeramos algunas verdaderas experiencias gastronómicas parisinas a precios asequibles.

Prueba un sándwich de falafel y come en el Sena

París

  • Costo: 6,50 Euros
  • Ubicación: 4to arrondissement

Es difícil superar una noche de verano en el río Sena, pero como todo es mejor con la comida, te sugerimos que pase por L’As du Fallafel antes de instalarte. Normalmente hay que hacer fila, pero serás recompensado con una abundante pita rellena con verduras, salsa y, por supuesto, falafel recién hecho. El truco es caminar los ocho minutos desde el restaurante hasta el Sena sin devorarlo.

Disfruta de una experiencia de café parisino en Montmartre

París

  • Costo: 14,50 Euros
  • Ubicación: Distrito 18

A pesar de que puede ser costoso, cada visitante a Francia debe experimentar una comida placentera en un café tradicional francés. En el Le Relais Gascon, puedes cenar al estilo parisino, afuera en la terraza, por supuesto, sin perder los buenos precios ni las abundantes raciones. Prueba el filete con pimienta y la salsa de queso Roquefort o la pasta tagliatella con salmón.

Escápate de las multitudes del Louvre con una visita a Little Tokyo

París

  • Costo: 11 Euros
  • Ubicación: 1er arrondissement

Si es tu primer viaje a París, es probable que el Louvre esté en la parte superior de tu lista de lugares por visitar. Una vez que hayas buscado tus artistas y piezas favoritas, el almuerzo en el Sanukiya está a la orden. Puede haber una fila en este popular restaurante udon, pero la sopa caliente y los fideos abundantes te mantendrán lleno hasta la cena, y el precio es un cambio bienvenido en comparación con los costosos cafés cercanos al Louvre.

Comer en el mercado más antiguo de París

París

  • Costo: 9,50 Euros
  • Ubicación: 4to arrondissement

Sal de las principales vías de París y descubrirás enclaves ocultos que muchos turistas pasan por alto. Este es el caso de Marché des Enfants Rouges, un bullicioso mercado junto a la Rue de Bretagne. El mercado está lleno de vendedores de comida y entre ellos se encuentra Chez Alain Miam Miam. Si estás dispuesto a esperar, y confía en nosotros, vale la pena esperar, serás recompensado con un gallet (crepe salado) o un sándwich a la parrilla rebosante de sabor a queso. Cuando sea tu turno de ordenar, pide el gallet de trigo integral relleno de jamón, parmesano, albahaca y tomate.

Haz un picnic de pizza en el Canal Saint-Martin

París

  • Costo: 14,50 Euros
  • Ubicación: Distrito 10

Si París no te ha ganado, entonces sentarte en el canal bajo las estrellas ayudará. Cuando el anochecer se asienta, los locales se dirigen al canal para reunirse con amigos y tomar una cerveza después del trabajo. Y si bien los amigos y la cerveza son geniales, no hay mucho mejor que la pizza.

Ubicado cerca del canal, Pink Flamingo sirve pizzas no convencionales hechas con ingredientes de alta calidad. Te sugerimos La Basquiat, una pizza con queso gorgonzola, higos y jamón curado. Se entregan en caja, por lo que puedes instalarte en el canal (o comprar una botella de vino en el cercano Le Verre Volé) mientras tu pizza se cocina a la perfección.