Booking.com

Ningún viaje a Barcelona está completo sin un paseo en bicicleta por el histórico Barrio Gótico de la ciudad lleno de callejuelas estrechas, plazas escondidas, antiguas ruinas romanas, coloridas boutiques y aromáticas panaderías españolas.

En tu primer día en esta encantadora ciudad española junto al mar, puedes optar por un recorrido en bicicleta guiado. De hecho, está la posibilidad de reservar en línea con Bike Tours Barcelona como parte de tu plan de viaje.

El recorrido en bicicleta se realiza en la bulliciosa Plaça Sant Jaume a las once de la mañana y se realiza en pequeños grupos de personas. Pronto el viaje toma camino a través de las callejuelas sinuosas y pintorescas del Barrio Gótico, conocido como el Barri Gòtic en el idioma catalán. Si el viaje es un domingo, tendrás suerte de encontrar un trafico más ligero. Las tiendas cerradas significaban menos peatones, por lo que es mucho más fácil andar en bicicleta por las calles estrechas.

Las mejores paradas por el Barrio Gótico son:

La Basílica de Santa María del Pi, es una hermosa iglesia del siglo XV con magníficos vitrales. Puedes viisitar el pequeño patio medieval escondido al final de la calle Paradis, que alberga las cuatro columnas restauradas de la época romana del templo de Augusto, de 2.000 años de antigüedad.

La animada Plaça Reial es un popular lugar de reunión lleno de restaurantes, cafeterías y vida nocturna.

El barrio judío de Barcelona alberga una de las sinagogas más antiguas de Europa, la Sinagoga Mayor, donde puedes hacer un recorrido y conocer la historia de la zona.

La enorme Catedral de Barcelona no decepciona con su arquitectura gótica clásica, su gran fachada y un interior increíble que te deja sin aliento.

Después de visitar las famosas plazas y lugares de interés del Barrio Gótico, está la opción de dirigirse hacia las modernas y amplias extensiones del Parque de la Ciutadella, con sus grandiosas fuentes adornadas.

Si bien los turistas no pueden alquilar las bicicletas de la ciudad estacionadas en los quioscos de los alrededores de Barcelona, ​​hay una variedad de tiendas de alquiler privadas en el centro de la ciudad.

Rent A Bike in BCN

Rent A Bike in BCN tiene tres ubicaciones, incluida una a solo unos pasos del fantástico restaurante vegetariano Teresa Carlos. Por solo 10 euros puedes rentar una bicicleta durante cuatro horas y así tener libertad para recorrer todo sin un plan y echar un vistazo a los rincones y recovecos del los antiguos corredores de la ciudad, incluida la sinagoga judía, un gigantesco mercado de alimentos y, por supuesto, algunas tiendas de chocolate y panaderías.

Después de recorrer Barcelona sobre dos ruedas, será imposible no enamorarte de una ciudad cargada de cultura e historia.