Booking.com

Dado que los boletos aéreos son la parte más cara de la mayoría de los viajes, es natural que querramos conseguir vuelos baratos y que no sea una misión imposible. Quizás es por eso que esta es la pregunta que me hacen con más frecuencia: «¿Cómo puedo conseguir vuelos baratos?»

Afortunadamente, todavía es posible encontrar buenas oportunidades. La clave para encontrarlos es ser persistentes y estar bien informado, ya que hay promociones que solo duran un par de días (o menos).

Investigar en un buscador global

vuelos baratos

Siempre comienza tus búsquedas de vuelos baratos en Google Flights, Momondo o Skyscanner, porque son buscadores globales que incluyen diferentes sistemas de búsqueda en sus resultados, y con eso aumentan la posibilidad de encontrar buenas conexiones y precios bajos.

Momondo tiene a su favor el hecho de que permite buscar vuelos baratos a un destino con el regreso de otro (open jaw, en terminología de aviación).

Tenga en cuenta que los vuelos más baratos parecen ser comercializados por una agencia llamada Travelgenio, en lugar de la propia aerolínea. Recuerde que esto nos proporciona un punto de partida para tener una idea de los precios de los vuelos en las fechas que, idealmente, nos gustaría viajar.

Pero solo míralo de esa manera, como un simple punto de partida. Es decir, no reserve el primer vuelo que se le presente. Poder comprar vuelos baratos requiere persistencia, pero el esfuerzo casi siempre vale la pena.

Verifique que las compañías tenga vuelos baratos en las fechas que desea viajar

vuelos baratos

Cuando visite un sitio como Skyscanner, por ejemplo, aproveche la oportunidad para tomar nota de las principales aerolíneas que vuelan al destino que quiere viajar. Para hacer esto, mire el lado derecho de los resultados de búsqueda, donde dice «Operadores principales en esta ruta».

Nota: Si desea viajar a una ciudad con varios aeropuertos, no elija un aeropuerto específico cuando realice la búsqueda. Es decir, elija Londres (LON) en lugar de Londres – Heathrow (LHR), por ejemplo.

Quizás el requisito más importante para obtener vuelos baratos es ser flexibles con las fechas. Y no solo para evitar épocas de gran demanda como Carnaval o fin de año. A menudo, volar a mitad de semana es más barato que los viernes, sábados y domingos (además de los días festivos).

Y no es raro que una tarifa varíe 40% o 50% entre dos días consecutivos, independientemente del día de la semana. Así que si tiene un rango de fechas es mucho mejor que una especifica.

Visite los sitios de las compañías aereas

Una vez identificadas las aerolíneas preferidas y teniendo una idea de las mejores fechas, el siguiente paso es confirmar los precios directamente en el sitios web de las aerolíneas que elegiste.

Lo más importante es que este es el momento ideal para ver los precios en forma de «calendario» y poder descubrir vuelos aún más baratos.

No olvide realizar la búsqueda marcando la opción que indica «fechas flexibles» o con términos similares, para acceder al calendario de precios.

Lo mejor de todo, con este tipo de búsquedas en el calendario, descubres que si pospones tu viaje por un par días, podrías tener un descuento de más de 200 €, una oferta nada desagradable.

Estudie si tiene opción de elegir rutas alternativas

vuelos baratos

A pesar de estar muy satisfecho con el precio encontrado, nunca compre el boleto sin hacer sin hacer un último chequeo. No recomiendo este paso a todos, porque casi siempre significa comprar dos boletos separados, con los riesgos inherentes, pero ¿por qué no buscar vuelos desde otros aeropuertos?

Esto se debe a que existen centros en Europa desde donde, tradicionalmente, los aranceles tienden a ser más bajos que en España. Todo depende de las rutas y su competencia, pero Londres, Frankfurt y Milán son algunos de esos ejemplos.

Se necesita trabajo, pero a veces hay algunas joyas que no puedes desperdiciar, puedes tomar un tren a un país vecino y de alli tomar un vuelo que te podría salir bastante más barato que tomandolo desde España.