Montpellier, en el sur de Francia, es un destino excepcional, rico en carácter. A menos de tres horas de Barcelona e Italia, y a sólo 11 kilómetros del mar Mediterráneo, Montpellier es el destino de vacaciones ideal, una ciudad histórica y efervescente con atracciones que se encuentran entre los sitios del patrimonio mundial más prestigiosos. Un destino sur y auténtico que se ha ganado su lugar como uno de los principales destinos turísticos europeos, ofreciendo tanto una perspectiva moderna como un cierto arte de vivir.

Montpellier

Visitando Montpellier, Francia

Basta con echar un vistazo a las terrazas de los cafés, llenas de gente tomando una copa -y un descanso- y disfrutando de la vibrante ciudad, sus artistas callejeros y sus 300 días soleados al año… ¡Comprenderás mejor su arte de vivir típicamente mediterráneo! Montpellier, ciudad de la medicina y a la vanguardia de las actividades de investigación y la economía digital, también ofrece un patrimonio histórico y arquitectónico notable.

Hay muchas otras ventajas además, con el entorno natural virgen que ofrece un caleidoscopio de paisaje entre el mar Mediterráneo y los viñedos. Camina por las «circulades» (patrones circulares) de las ciudades y pueblos de la «metrópoli», donde la felicidad aguarda en cada curva.

Qué hacer en Montpellier

Montpellier

¡Descubriendo Montpellier, a la sombra de los callejones medievales!

Un ejemplo único en Europa de desarrollo urbano bien controlado, con contribuciones de los más grandes nombres de la arquitectura moderna, Montpellier es, no obstante, rica en 1.000 años de historia.

A las personas que aprecian las piedras antiguas y un ambiente histórico les encanta pasear por las calles medievales del centro de Montpellier, rodeadas de monumentos históricos y tiendas de antigüedades, boutiques de diseñadores e importantes marcas de lujo instaladas en viviendas milenarias con techos abovedados… ¡Esa sensación de estar lejos de casa!

Una inmersión por el diseño

Un Ayuntamiento diseñado por Jean Nouvel y François Fontès; tranvías de Christian Lacroix, pierresvives de Zaha Hadid… La gente es cada vez más consciente de que Montpellier se ha embellecido con numerosos proyectos contemporáneos durante los últimos años.

Como destino contemporáneo y de moda, Montpellier es bonito a la vista, y más aún para experimentarlo de primera mano. Atraviesa la ciudad en tranvías de diseño, descubre exposiciones de arte contemporáneo en una iglesia antigua y desacralizada, visita las últimas creaciones arquitectónicas, sumérgete en la cultura, una y otra vez.

Montpellier

TE PUEDE INTERESAR: HAZ DE TU VIAJE A FRANCIA UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE

Disfrutando de la Cultura en la esquina de cada calle

Musee Fabre en Montpellier ofrece una de las colecciones de bellas artes más importantes de Europa, junto con la Ópera Nacional, festivales internacionales como Montpellier Danse; cultura del arte callejero, exposiciones contemporáneas gratuitas en la Panacée y exposiciones de fotos increíbles en el Pavillon Populaire. Más que nunca, Montpellier es un museo de tamaño real; entre lo clásico y lo moderno, la cultura está en todas partes en todo momento, y sobre todo en la calle.

Escapar a los descubrimientos naturales

Amplia gama de playas de arena a las que se puede llegar en bicicleta, la catedral de Maguelone, una joya del arte románico aislada en una península entre el mar y las lagunas, la reserva natural de Mejean, la cercana Camarga, Pic St Loup; uno de los parajes naturales más bellos del región. El magnífico entorno natural de la ciudad añade un toque excepcional a cada visita.