Booking.com

Namibia es el interior del sur de África, el dominio de los antiguos nómadas Khoi/San que una vez siguieron manadas de animales salvajes entre abrevaderos y petroglifos grabados en rocas blanqueadas por el sol.

Hoy en día, Namibia combina con destreza el pasado y el futuro, honrando las culturas de antaño y fomentando focos de urbanidad. Este viaje por carretera de cinco días ofrece un vistazo de cómo la vida (humanos, animales e incluso plantas) se ha adaptado a las duras condiciones del desierto más antiguo del mundo.

Viaje por Namibia en 5 días, 1200km

Namibia

Qué conducir

Para este viaje, debes reservar un Toyota Fortuner, el vehículo local de elección, con la especialista en viajes Teresa Sullivan de Mango Safaris, quien se destacó como experta en África conduciendo viajeros por tierra a través de la desolación de Namibia.

Durante los últimos 20 años, se ha convertido en la persona de contacto no oficial para los viajes por carretera en la región. Lo más importante es tener un automóvil con un alto espacio libre. Lleva dos llantas de repuesto y moneda namibia, ya que las estaciones de servicio de las ciudades pequeñas a menudo no aceptan tarjetas de crédito.

Cuándo ir

Este circuito en particular aprovecha algunas de las mejores zonas pavimentadas de Namibia y se puede realizar durante todo el año. Sin embargo, es más ideal viajar durante la estación seca (desde finales de abril hasta principios de noviembre) cuando los sistemas fluviales efímeros se pueden usar como caminos formados naturalmente para explorar más fuera de la pista.

Día 1

Namibia

El viaje de cuatro horas y media desde el aeropuerto internacional de Windhoek hacia Sossusvlei, la atracción más costosa de Namibia de dunas naranjas, sigue la escarpada cresta donde chocan los desiertos gemelos del país; el árido Kalahari, que cruza la frontera con Botswana, y el homónimo Namib.

Durante el viaje, la paleta del paisaje cambia gradualmente de los tonos tierra pálidos a los tonos chamuscados que rodean el Nest at Sossus. Ubicada en una finca privada, con mayordomos y un chef privado, la villa recién inaugurada es el refugio principal de la región de Sossusvlei, cuya arquitectura extravagante imita los nidos de pájaros bulbosos del endémico tejedor sociable.

Dia 2

Namib-Naukluft

Esperar el primer rayo de sol en la puerta del Parque Nacional Namib-Naukluft en la cercana Sesriem asegurará mucho tiempo para escalar y deslizarse por sus montañas de arena que raspan el cielo antes de que el calor del sol se vuelva implacable.

Conduce hasta el final de la reserva, donde la duna más alta de Sossusvlei se cierne sobre Deadvlei, un valle de cáscaras de árboles quemados y ramas petrificadas. Después de llenar tus zapatos con arena de playa, regresa al Nest para darte un revitalizante chapuzón en la piscina antes de un picnic al atardecer.

Día 3

Walvis Bay

La tarta de manzana para un desayuno tardío nunca es una mala idea en la ciudad de Solitaire, que consta de tres casas, el lugar perfecto para interrumpir el viaje de cuatro horas hacia Walvis Bay, un importante puerto de la costa oeste de África.

Una delgada península se extiende hacia el interior de la bahía, un refugio para los flamencos zancudos, con un faro solitario en la punta rodeado por una colonia en expansión de focas ladradoras. Pasa la noche junto a la torre de vigilancia en Pelican Point Lodge, una posada de 10 habitaciones con mariscos increíbles extraídos de las granjas de ostras en alta mar.

Día 4

Swakopmund

A sólo 40 kilómetros de la carretera, Swakopmund es un recordatorio conmovedor del reclamo colonial de Alemania sobre la región hace más de cien años. La ciudad de 66.000 habitantes es elegante, con un entramado de calles y avenidas que une el desierto al mar.

Refinadas torres de iglesias y docenas de casas con preciosas fachadas Tudor Revival bordean las calles. Haz una parada en Brauhaus, de estilo bávaro, para tomar escalopes y cervezas.

El encanto europeo da paso a almacenes en las afueras de la ciudad, el lugar de un colectivo de fabricantes emergentes. Prueba un poco de java recién tostado en Two Beards Coffee (puede que sea el mejor café con leche que jamás hayas tomado en tu vida) y luego ve a Stillhouse Atlantic, una destilería de ginebra que recibe elogios por su infusión de melón nara local, un fruto típico del país.

TE PUEDE INTERESAR: MEJORES COSAS PARA HACER EN CIUDAD DEL CABO

Día 5

Namibia

Finalmente, regresa a Windhoek, la capital y ciudad más grande de Namibia, a tres horas en automóvil desde Swakopmund. Recoge cestas tejidas y joyas hechas a mano como en el Namibia Craft Center; pruebe un bistec kudu con mantequilla en Joe’s Beerhouse, la adorada cervecería de la ciudad.

Luego, alójate en una suite en Olive Exclusive, un santuario urbano con una colección privada de arte y artefactos africanos, con preciosas vistas de la ciudad.