Booking.com

Riad (الرياض ar-Riyāḍ) es la capital de Arabia Saudita, ubicada ligeramente al este del centro del país en el corazón de la escarpa de Tuwaig. Riad es considerada la más grande de las tres grandes ciudades del Reino. Se trata de un destino inusual y por ello único. Aunque todo el mundo se adhiere al código de vestimenta thawb para hombres y abaya para mujeres, es posible que encuentres muchos saudíes con ropa casual. Si eres de los que les apetece conocer más sobre la cultura árabe que esperas para visitar la ciudad. Aquí te decimos cómo llegar y trasladarse en Riad.

Cómo llegar y trasladarse en Riad: Cómo llegar

En avión

El aeropuerto King Khaled de Riad se encuentra a unos 35 km al norte de la ciudad. Una estructura grande, arquitectónicamente impactante en blanco y marrón desértico; hipermoderna cuando se inauguró en 1983, ha envejecido razonablemente bien, pero sigue siendo un lugar aburrido para quedarse atrapado. Recibe vuelos de casi todo el mundo.

Cómo llegar y trasladarse en Riad: Cómo trasladarse

Riad es una ciudad orientada a los automóviles; y el transporte público está muy poco desarrollado. Moverse requiere conocer puntos de referencia cerca del lugar al que deseas ir.

Es importante llevar tu identificación válida (es decir, pasaporte/identificación nacional) en todo momento. Puedes experimentar dificultades para obtener alojamiento; y puedes tener problemas más graves si te detienen en cualquiera de los puntos de control de la ciudad (estos pueden ser permanentes o temporales).

En taxi

La mayoría de los visitantes confían en los taxis blancos, que son abundantes en el centro de la ciudad pero pueden ser más difíciles de encontrar en las afueras o por la noche. Los conductores usualmente usarán el medidor sin preguntarte si no propone un precio fijo.

  • Las mujeres solteras están legalmente autorizadas para tomar taxis públicos registrados, pero muchas visitantes y expatriadas eligen no hacerlo; optando por el transporte proporcionado por un hotel, su compañía o complejo en su lugar.

En bus

Los minibuses de tarifa plana retumban en las calles de Riad, pero estos son en su mayoría utilizados por los trabajadores. Son muy difíciles de usar para los visitantes ocasionales: no hay paradas publicadas y las rutas generalmente están escritas solo en árabe.

A pie

La moderna mitad norte de Riad es muy hostil para peatones, con carreteras de 8 carriles llenas de vehículos todo terreno que hacen que cruzar la calle sea un ejercicio peligroso. Los puentes peatonales son muy pocos, e incluso en los semáforos es necesario vigilar a los conductores locos. Suma a ello el temible calor del verano, y no sorprende que no haya mucha gente caminando. Sin embargo, en al-Bathaa, la situación está casi invertida: algunos de los callejones son demasiado estrechos o congestionados para los autos, y caminar es la única forma de moverse.

Pero si eres del tipo intrépido, caminar por las carreteras más anchas es una excelente manera de ver la ciudad. Permanece en la sombra, ten cuidado a lo largo de los tramos sin pasarelas peatonales (o una que esté bloqueada debido a la construcción en curso), y estarás bien.