Booking.com

Una vez finalizado el verano, los destinos de interior se posicionan como los favoritos por parte de los turistas. La bajada de las temperaturas invita a pasear entre montañas y a buscar refugio en la naturaleza. En España, contamos con grandes destinos rurales, como el Pirineo Aragonés.

El Pirineo Aragonés es uno de los principales reclamos naturales de nuestro país y un reclamo turístico durante todo el año. El Pirineo es sinónimo de aventura, paisajes de gran belleza y buen comer.

Por eso, si buscas destino para realizar una escapada durante el otoño no te pierdas las grandes opciones que te ofrece el Pirineo. Una de ellas es Jaca, la capital administrativa de La Jacetania. Con una población que roza los 13.000 habitantes, Jaca es, con diferencia, el núcleo más poblado. Una verdadera atracción turística por su belleza singular y la oferta cultural disponible durante los 365 días del año.

Como núcleo más poblado, hay una amplia oferta de hoteles en Jaca en los que alojarnos, que se adaptan a todos los bolsillos y que ofrecen multitud de servicios diferentes. La ciudad destaca por su gran ubicación y la amplia oferta turística de la que dispone.

Jaca se sitúa a escasos kilómetros de las estaciones de esquí más importantes del país: Astún, Candanchú y Formigal. De manera que, en la época de nieve, los amantes de esquí buscan en Jaca su alojamiento ideal para disfrutar de uno de los deportes de aventura más demandados.

Durante el resto del año, Jaca atrae a miles de turistas por su gran atractivo. Para alojarnos, tenemos la posibilidad de dormir en algunos de los mejores hoteles con spa del Pirineo Aragonés, que harán que nuestro viaje se convierte en una auténtica experiencia relajante y de bienestar.

En los diversos hoteles con spa de Jaca podremos alojarnos al mejor precio y disfrutar de una gran estancia que combina la aventura del Pirineo con el relax de sus saunas y jacuzzis.

Atractivos turísticos de Jaca

Ya hemos comentado que Jaca es uno de los principales destinos turísticos de La Jacetania. No solo por ser capital administrativa, sino porque reúne una serie de reclamos que la convierten en una población digna de visitar.

El principal atractivo es la ciudadela de Jaca o Castillo de San Pedro, una fortificación defensiva que data de finales del siglo XVI. Es una construcción imponente de grandes dimensiones que nos hará retroceder a épocas pasadas a través de sus pasadizos y diferentes salas.

Además, organiza durante todo el año actividades para toda la familia, que nos permitirán conocer la ciudadela mientras disfrutamos aprendiendo sobre naturaleza o con divertidos retos.

También podemos conocer y visitar la Catedral de Jaca, una de las primeras catedrales de estilo románico del país (siglo XI), levantada para consolidar a la ciudad como enclave estratégico en el Camino de Santiago.

Una de las visitas obligatorias es el Monasterio de San Juan de la Peña, que se encuentra a media hora en coche del centro de Jaca.