Booking.com

Seamos honestos aquí: no deseas viajar a Praga para comer comida italiana. Quieres la cocina tradicional checa en su mejor forma, y ​​la quieres ahora mismo. Pero, ¿cuáles son los alimentos checos clásicos y dónde los consigues? Bueno, después de saber cómo visitar la ciudad y qué hacer en ella; hablemos de qué comer en Praga.

Dónde y qué comer en Praga

Dónde y qué comer en Praga: Platillos

Tarta de Carne

O Steak Tartare. Es un clásico checo que no debes dejar de probar. Es carne cruda cortada, raspada o picada; servida con condimentos y un huevo encima. Se come con pan tostado y un diente de ajo rallado en la superficie.

Kulajda

Si hay una sopa tradicional checa, debe ser el Kulajda: una cremosa sopa de papa con champiñones, eneldo, vinagre y un huevo escalfado encima. Por extraño que parezca, la mejor versión de esta sopa se sirve en el lobby del restaurante Mandarin Oriental Hotel. Los trozos de papa se tuestan y el huevo se cocina sous-vide y cuando se rompe, se cuela en la rica sopa. Una verdadera sinfonía de sabores que es rica y abundante.

Salsa de Salchicas

Los checos tienen un deporte nacional: reclamar cosas que en realidad son alemanas. Y las salchichas son definitivamente una de esas cosas. De todos modos, los checos aman las salchichas y las comen como comida rápida, desayuno; y como complemento perfecto perfecto para la cerveza. Para las mejores Salchichas de Praga, visita la carnicería Nase maso.

Svickova

Describir la receta para svickova puede ser como caminar en un campo minado; todos pueden estar de acuerdo en que la salsa vegetal con crema contiene zanahorias, apio y raíces de perejil; y que involucra un trozo de carne de res moteado y que se sirve con albóndigas de pan. Pero los ingredientes restantes, sus proporciones y especialmente los toques finales pueden despertar muchas emociones. Sí, el svickova, un platillo checo clásico hecho para bodas o almuerzos familiares dominicales, es un evento muy personal e íntimo relacionado con la receta familiar.

Pato asado

No hay muchos platos tradicionales checos que se basen en pollo, ¿pero pato? Esa es una historia completamente diferente. Al igual que el escalope, el pato se puede encontrar en el menú de muchos restaurantes.

Schnitzel

La comida checa tradicional es comida centroeuropea, y el schnitzel es el ejemplo perfecto. La versión tradicional checa es una mezcla de papas, zanahorias, huevos duros, cebollas y encurtidos; con mayonesa, mostaza, salmuera de los encurtidos; sal y pimienta.

 Queso frito

Para obtener el mejor queso frito de la ciudad, dirígete a Lokal; o puedes probar queso frito en Maso a kobliha, que coloca una bola de queso frita hecha de varios quesos en un bollo de brioche con salsa de pepinillos y tartare.

Dónde y qué comer en Praga: Postres

Kolache

Cuando se trata de kolaches, algunas cosas son innegables. Provienen de la República Checa, no de Texas o Brooklyn. El tradicional kolache checo (pequeñas pastas redondas de masa de levadura) vienen con rellenos dulces. Los mejores kolache del mundo provienen de la cocina de la abuela de Zuzi en Moravia. Puedes llevar el kolache pequeño o el frgale más grande con mermelada de ciruela, queso de granja o amapolas

Buchty

Buchty, bollos de masa de levadura dulce, son panecillos esponjosos y rebosantes de relleno (por lo general, mermelada de ciruela o queso), y van increíblemente bien con el café. ¿El único problema? Tienden a venderlos rápidamente, ¡así que ve en la mañana! (Para una buena versión en el distrito de Vinohrady, los bollos en Antoninovo pekarstvi con mucho aroma de rummy lo harán).

Vetrnik

Es un pastel relleno con crema de vainilla, crema batida con caramelo y coronado con fondant de caramelo.

Kremrole

Sí, uno de los pasteles checos más populares es básicamente crema enrollada, que recuerda a los cannoli. El rollo está hecho de hojaldre y la crema es de merengue suave.