Booking.com

Para muchos inmigrantes europeos llegados a Estados Unidos era la Estatua de la Libertad en el puerto de Nueva York lo primero del Nuevo Mundo que veían. Desde entonces este símbolo se ha ido introduciendo en el imaginario popular, hasta el punto de que a pesar de haber otras estatuas similares en otras ciudades como París y Japón, todo el mundo la conecta inmediatamente con Nueva York.

El artista  Frédéric-Auguste Bartholdi diseño la Estatua de la Libertad que fue construida por Maurice Koechlin experto en estructuras de acero y autor de la Torre Eiffel. La base fue construida por los americanos, a la espera de que llegase el monumento de Francia donde fue elaborado. En 1885 fue desmontada y trasladada a Estados Unidos donde el Presidente Grover Cleveland la inauguro en 1886.

Estatua de la Libertad – Nueva York

Estatua de la Libertad

Los siete picos de su corona representan los 7 continentes y los 7 mares. Las 25 ventanas de su corona  25 gemas encontradas sobre la tierra y los rayos del cielo que brillan en el mundo y la diadema se parece mucho a la diadema de Helios dios del Sol en la mitología griega.

Además, la tablilla que Lady Liberty sostiene en su mano representa la ley y el derecho y lleva grabada la fecha de la declaración de independencia en números romanos: JULY IV MDCCLXXVI. Por último, en la base encontramos una placa con el final del soneto “The new colossus” de la autora estadounidense Emma Lazarus.

Entradas para la Estatua de la Libertad

Para visitar la Estatua de la Libertad, debes ir en barco desde Lower Manhattan. Antes de embarcar, todo el mundo tiene que pasar un estricto control de seguridad, parecido al del aeropuerto. Para entrar al monumento mismo, deberás pasar otro control. Ten en cuenta que deberás depositar bolsas grandes, mochilas, carritos u otros objetos grandes en las taquillas de Liberty Island, que cuestan un par de dólares.

Si sólo quieres visitar la Estatua de la Libertad y Ellis Island, puedes comprar tus tickets con antelación. Sin embargo, yo te recomendaría comprar uno de los pases de descuento para visitar Liberty Island, el lugar donde se encuentra la Estatua de la Libertad. El New York Pass, el New York CityPASS y el Explorer Pass incluyen la visita a Liberty Island.

Estatua de la Libertad – Paris

Quizás no muchos sepan que París alberga una réplica de la Estatua de la Libertad. Se encuentra en el Pont de Grenelle sobre el Sena, muy cerca de la Torre Eiffel. Es posible verla desde el Sena si hacen un paseo en barco o desde las orillas del Sena en el lado sudoeste… ¡Desde allí podrán obtener una fotografía con dos los emblemáticos monumentos juntos!

En realidad, la Estatua de la Libertad de París es una reproducción exacta, más pequeña, de la otra; es de bronce e ilumina el extremo de la Isla des Cygnes. Tiene 11,5 metros de altura y fue un regalo de los Estados Unidos a la ciudad de París en ocasión de la Exposición Universal de 1898. En 1937 se modificó su posición, girándola hacia el oeste, para que mirase hacia su monumental hermana de Nueva York.

Tal vez no sea tan impresionante como la norteamericana, y suele pasar desapercibida ante la magnificencia de la Torre Eiffel, pero es un símbolo de la amistad mutua entre Estados Unidos y Francia; de hecho, lleva una inscripción que relaciona la Revolución Americana y la Revolución Francesa de 1789. Está ubicada en una zona parquizada y arbolada, justo frente al Pont de Grenelle y en el comienzo la Avenida des Cygnes.

Así, quienes visitan los Jardines de Luxemburgo descubren, casi por casualidad, otra pequeña Estatua de la Libertad en el extremo sudoeste, con lo cual en París no habría una sino ¡dos Estatuas de la Libertad! En realidad, se trata del primer modelo de la estatua, realizado en escala reducida en el año 1870.