Booking.com

Brasil es el país más grande de América del Sur y el hogar de algunas de las ciudades más metropolitanas del mundo. También es mundialmente famoso por sus festejos del Carnaval que se lleva a cabo todos los años. También da paso para que los fanáticos de la fauna disfruten explorando sus humedales del Pantanal y parte de la imponente selva amazónica, mientras que los que disfrutan de la arquitectura colonial y las ciudades históricas se deleitarán con la oportunidad de visitar Salvador. Si no te resistes a la idea de conocer Brasil te damos opciones de lo que puedes hacer una vez que pises el país que vio nacer a Pele.

Costas de Brasil – via TravelVsco

Qué ver o hacer en Brasil

Sumérgete en Río

Río de Janeiro tiene mucho que ofrecer a los visitantes, llegando a tomar semanas para recorrer todo el lugar. Posee museos y playas y ofrece fiestas, una comida deliciosa y mucho más. Es una gran ciudad (aunque un poco costosa).

Conoce Florianópolis

Florianópolis ha atraído a surfistas y amantes del sol durante años, siendo uno de los destinos playeros más populares de Brasil. Hay una variedad interminable de playas, excelente comida marina, pintorescos pueblos pesqueros y una increíble vida nocturna. Es una parada especialmente popular para los viajeros de espíritu joven.

Descubre el Amazonas

La selva amazónica cubre el 8% de la superficie de la tierra, y solo Brasil alberga el 50% de su biodiversidad. El Parque Nacional Amazonia es casi el 40% de la superficie de la nación y es perfecto para la observación de aves, para practicar trekking y el kayak. Hay muchos puntos de entrada, posibilidades de ir de excursión, para acampar y de excursiones por el río.

Visita los parques naturales

Fernando de Noronha fue el primer parque marino de Brasil, el 70% de la isla está protegida por la Unesco ya que recibió el título de Patrimonio de la Humanidad. Las playas son fantásticas y en gran parte están desiertas, ya que solo se permiten 420 personas en la isla a la vez.

Rio de Janeiro – via TravelVsco

Otras atracciones pueden ser…

Asiste a un partido de fútbol

Y da igual que Brasil no sea tu selección pero es que el fútbol es una religión en el país e ir a un partido es una de las cosas más entretenidas que podrás hacer una vez pises territorio brasileño. Recuerda que el Maracaná es uno de los estadios más grandes del mundo y tiene capacidad para 100.000 seguidores. Imagina asistir a un partido en este recinto, es imposible que te resistas a la fiebre del fútbol.

Disfruta del Carnaval de Río

El Carnaval de Río es una de las fiestas más famosas del mundo. La música y el baile toman las calles con miles de personas disfrutando de las celebraciones antes del comienzo del sombrío período de la Cuaresma. Sin embargo, los precios durante este festival son triples y debes reservar con meses de anticipación, pero vale la pena cada centavo para experimentar el sabor local.

Conoce Brasilia

Aunque no es tan famosa como Río de Janeiro, definitivamente vale la pena visitar Brasilia. La ciudad fue inaugurada en 1960 y es una obra maestra en cuanto a la arquitectura modernista que atrae a aficionados de todo el mundo. La ciudad está designada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Parques Naturales – via TravelVsco

Recorre el Pantanal

Estos son los humedales más grandes del mundo, ubicados en el oeste del país que se extienden en partes de Bolivia y Paraguay. Como es de esperar, el Pantanal es el sueño de cualquier amante de la vida silvestre. Más de 11.000 especies de animales viven en estos los humedales.

Conoce Recife

Recife es el hogar de algunas de las playas más bellas de Brasil y es la segunda ciudad más grande en la costa noreste del mismo. El centro histórico de la ciudad es extremadamente bello, con decenas de restaurantes y pintorescos establecimientos.

Puedes tomar rumbo a Brasil por menos de 500 EUR.