Booking.com

Con sus 7.000 km de costa y sus más de 400 islas, Dinamarca es como un gran parque para vacacionar. Viajar a este país puede ser costoso pero tendrás tantas cosas por ver o hacer que valdrá la pena cada euro que inviertas en ello. Si aún no estás convencido de pasear por este país costero, te dejamos varias opciones que te ayudarán a decidirte.

Cosas para ver o hacer en Dinamarca

Pasea al aire libre

Sal a pasear en bicicleta. Hay una aplicación (Donkey Republic) donde puedes pedir bicicletas (a 10 EUR por día) que llegarán a la puerta del hotel donde te hospedas. O si estás en Copenhague puedes subir a un tren a Klampenborg para dirigirte al centro de la ciudad y tomar un picnic. Justo en las afueras de la ciudad se encuentra Dyrehaven, un parque forestal donde viven 2.000 ciervos.

Visita Christiania con un guía

Las giras no siguen ningún guion o itinerario oficial. En cambio, cada guía ofrece una cuenta personal de primera mano de cómo es vivir en una comunidad de ocupantes anarquistas donde las decisiones se toman en asambleas, donde el cannabis se comercializa abiertamente.

Las cocinas populares de Copenhague

Kafa-X en Nørrebro ofrece un comedor de beneficencia que no tiene nada que envidiar a los restaurantes más cotizados del país; lo que encuentres allí depende del momento en que vas. Los martes por la noche, se sirve una cena vegana por solo 20KR (2.30 EUR) a las 7 p.m. Quien quiera ayudar puede venir alrededor de las 4 p.m. Luego los voluntarios deciden qué van a hacer con lo que recibieron ese día, y cocinan para unas 50 personas que vienen a cenar. Es saludable, sabroso, barato, ecológico e incluso puedes llevar pan a casa y a veces también sobras.

Conoce los laberintos más exóticos

El extenso Samsø Labyrinten es oficialmente el laberinto más grande del mundo. Un laberinto de bosques formado por más de 50,000 árboles y arbustos, abarca 50 acres en el lado norte de la isla eólica de Samsø. Es ideal para familias: a los niños les encanta el sentido de la aventura en este entorno de cuento de hadas con setas talladas y animales del bosque. Puedes elegir navegar hacia cualquiera de los ocho puntos finales en el laberinto (todos tienen distintos grados de dificultad). Debes resolver acertijos y responder las preguntas correctamente en los cruces en ‘T’ en el camino, para asegurarte de que te llevan en la dirección correcta. En caso de que te equivoques, el servicial personal to ayudará a volver a la entrada ¡No entres en pánico!

Otras atracciones pueden ser…

La comida en Dragør

A solo 12 km de Copenhague se encuentra la pintoresca y tranquila ciudad de Dragør. Sus intrincados callejones adoquinados, entre casas de colores pasteles y cabañas con techo de paja, son el escenario perfecto para dar un paseo. Libre de tráfico y fuera del camino turístico, podría ser encantador sentarte junto al puerto en una pastelería.

Conoce el Castillo de Egeskov y el Palacio de Titania

Este sorprendente castillo medieval con foso en la isla de Fionia se encuentra en jardines paisajísticos. En el castillo se exhibe una magnífica casa de muñecas de principios del siglo XX, el Palacio de Titania. Tiene hermosas características en miniatura, como una biblia y un órgano reducido que funciona en la capilla.

Visita Jelling

Jelling es uno de los sitios históricos más importantes de Escandinavia, es un lugar refrescantemente tranquilo y contemplativo. Cuenta con dos impresionantes túmulos funerarios reales y un centro para visitantes, ideal para familias, que ofrece una introducción inmersiva a todo lo que fue el mundo en la era Vinkinga, es gratis y de fácil acceso en tren.

Prueba la cerveza

Aalborg es una excelente alternativa a Copenhague. La animada ciudad universitaria tiene una excelente ubicación en el paseo marítimo y las sinuosas calles del casco antiguo se mezclan fácilmente con el moderno centro de la ciudad. Puedes dirigirte a la oficina de turismo y reservar tu estadía en algún pub (o bar) de la ciudad que ofrecen la mejor cerveza del país.