Booking.com

El vino, el queso, la Torre Eiffel. Francia es famosa por muchas cosas y por una buena razón. Tiene impresionantes costas, valles, viñedos, bosques y playas; tiene una de las mejores gastronomías y vinos del mundo; posee pueblos y palacios históricos, y una larga y rica historia. Imagina un picnic a lo largo del Sena o un día a través del campo francés. Francia es todo lo que la gente dice que es, y algo más. Su larga historia se presta a hermosas ruinas, castillos, arquitectura y cultura. Sin embargo viajar a Francia puede resultar muy caro, pero cada euro valdrá la pena.

Loire Valley

Las mejores cosas para ver y hacer en Francia

Conoce París

París tiene de todo: el Louvre, otros museos impresionistas, la Torre Eiffel, el Sena, magníficos parques, jazz y buena comida. Es un lugar mágico y aunque tomaría toda una vida verlo todo detenidamente (como se merece), cuatro o cinco días pueden darte una buena idea.

Explorar la Villa de Loire

Loire es encantador y pintoresco, con toneladas de viñedos y palacios. Allí encontrarás lo que se dice algunos de los mejores vinos del mundo, así como hermosos pueblos pequeños y buena comida. Es un área que no debes perderte.

Ve a Marsella

Marsella es una ciudad metropolitana que también tiene una rica historia llena de vida nocturna, excelentes restaurantes, teatros, museos e incluso un estadio internacional de fútbol. Mientras que la ciudad es un poco arenosa e industrial, vale la pena una visita por su hermoso paseo marítimo y conocer su emocionante mezcla de culturas.

Visita Nice

Esta ciudad costera en el sur y también es un destino popular para los viajeros de bajo presupuesto que quieren tomar el sol pero que no pueden permitirse viajar a Cannes o Mónaco.

Degusta el vino francés

Algunos de los mejores vinos del mundo se elaboran en Burdeos. Si bien es un destino caro, ¡es hermoso y vale todos los euros que gastarás! Burdeos tiene una de las calles comerciales más largas de Europa, un centro histórico y, por supuesto, el vino “más delicioso que probarás jamás”:

St. Tropez

Otras atracciones pueden ser…

Visita el Palacio de Versalles

Situado muy cerca de París, el antiguo palacio de los reyes franceses fue ideado por Luis XIV. Este palacio fue construido durante el apogeo del poder francés y buscaba mostrar la enorme riqueza del monarca. Es tan inspirador hoy como lo era en aquel entonces. Fue utilizado por los reyes franceses hasta la Revolución Francesa en 1789. ¡Definitivamente no te lo querrás perder!

Explora la historia de Lyon

El área alrededor de Lyon tiene maravillosos castillos y pequeños pueblos. Es ideal para aquellos que buscan explorar el campo francés. Si quieres echar un vistazo a la Francia medieval, aquí es donde deberías ir. Todo el lugar es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y realmente parece haber retrocedido directo al pasado.

Recorre Mónaco

Este pequeño reino alberga calles diminutas, hermosos edificios, un casino de fama mundial y gigantescos yates modernos. Pasa el rato con los adinerados de la sociedad, los que acuden a la Cote D’Azur desde otras partes de Francia durante el verano.

Visita St. Tropez

Si la vida en Marsella es demasiado mundana para ti, toma un bote que te lleve a St. Tropez, donde podrás relajarte en hermosos pueblos en las laderas, nadar en aguas azul celeste y codearse con los ricos y famosos.

Ve a Alsacia

Esta región al noreste de Francia es un hermoso lugar para visitar. Colmar es una ciudad antigua y la principal atracción del lugar. Algunos de los edificios datan de los 1300s.

Pasea por el Parque de la Villette

Este parque es sede de un museo de ciencias. Hay una gran colección de piezas arquitectónicas, jardines temáticos y espacios abiertos para la actividad y la exploración. Fue diseñado tanto para niños como para adultos y es un buen lugar para visitar.

Regresa a las trincheras

Francia fue la zona cero durante la Primera Guerra Mundial, y todavía hay muchos indicadores del daño causado durante esos años en todo el país. Por ejemplo, dos batallas importantes tuvieron lugar en Vimy Ridge (que marcó un gran éxito para las fuerzas canadienses) y Verdun. Ambos sitios han establecido excelentes centros turísticos e instalaciones de visita. Es una experiencia emocionante y educativa.

Explora las ruinas romanas

Francia tiene algunas de las mejores ruinas romanas fuera de Italia. Orange, Nimes y Arles tienen hermosos teatros romanos, y Nimes también contiene un templo bien conservado. Ciertamente es una sorpresa ver tantos indicadores del gobierno romano en el sur de Francia, y estos sitios definitivamente merecen una visita.

Visita la ciudad medieval de Carcasona

Carcassonne es una ciudad medieval amurallada. Según la leyenda, la ciudad sobrevivió a un asedio cuando una de las personas del pueblo tuvo la brillante idea de alimentar a un cerdo con la comida sagrada.

Puedes visitar Francia a partir de 78€