Booking.com

Ahora mismo Rusia tiene la oportunidad de presentarse ante el mundo como un atractivo destino. Dada la gran escala del país, Rusia es también el lugar perfecto para emprender un viaje épico, ya sea sobre rieles o en alta mar. Y luego está su diversidad citadina desde Moscú y San Petersburgo hasta centros menos conocidos como Nizhny Novgorod y Saransk.

Pero, mientras Rusia sirve de sede para el Mundial de Fútbol, puedes ir considerando un viaje posterior a la celebración de la Copa.

Las mejores cosas para ver y hacer en Rusia

Conoce el Lago Baikal

Está en el sur de Siberia, y no es solo el lago más profundo del mundo -sumido en profundidades de 700 metros- sino que se estima que contiene el 20% del agua dulce no congelada en toda la superficie del planeta. Este lago además posee dos tercios una flora y fauna que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Tiene 27 islas, senderos costeros, bonitos pueblos y aguas termales. Sorprendentemente, es también el centro del budismo en Rusia, hogar del centro monástico Ivolginsky Datsan.

La isla más grande de Baikal, el Olkhon de 72 kilómetros de longitud, es un lugar de praderas cubiertas de hierba, playas de arena y espectaculares acantilados. Alquila un kayak para explorar su costa, o sube a un jeep militar soviético para visitar lugares claves como Shaman Rock, un lugar sagrado para los habitantes de Siberia, Buryat, y Cape Khoboy, el extremo norte de la isla, donde a veces las focas pueden ser vistas disfrutando de las rocas a plena orilla.

Con bonitas casas de madera rodeadas de jardines inmaculados, el pueblo de Listyanka en la costa suroccidental del lago es uno de los destinos más populares de Baikal. Además de tomar el sol en la playa de guijarros (ten en cuenta que el agua del lago es fría incluso en pleno verano), puedes degustar pescado omul ahumado, un manjar local, en el mercado costero.

El verano es temporada alta en el lago Baikal; puedes ir durante mayo y principios de junio para vencer a la multitud y ademas disfrutar de un clima templado

Relájate en Karelia

Se encuenta a 400 kilómetros al norte de San Petersburgo, bordeada por un lado por Finlandia y por el otro por el Círculo Polar Ártico; Karelia en uno de los páramos más bellos de Rusia. Sus 700 kilómetros están cubiertos de densos bosques y al menos 60000 lagos.

Karelia es un destino mágico sin importar la temporada que elijas. Si vas en verano podrás disfrutar de las famosas Noches Blancas, cuando el sol de medianoche se alza en el cielo y los bosques estarán llenos de arándanos silvestres y moras. Si vas en invierno podrás disfrutar de la emoción de los paseos en trineos.

De hecho, durante el verano, el archipiélago de Solovki, cerca del Círculo Polar Ártico, es un destino popular, especialmente el Monasterio de Solovestky, Patrimonio de la Humanidad siendo ahora uno de los monasterios más ricos de toda Rusia, y que hace 500 años cumplió una función muy diferente durante la época soviética, cuando formaba parte del infame sistema penitenciario de Gulag. Mientras que en invierno, puedes realizar un viaje en moto de nieve a través del helado lago Onega hasta la Isla Kizhi, hogar de la magnífica Catedral de la Transfiguración, coronada con 22 cúpulas.

Conoce el Rio Volga

El río más largo de Europa fluye a través de Rusia Central hasta el Mar Caspio, pero la mayoría de las compañías de cruceros se concentran en el tramo entre Moscú y San Petersburgo. Conocido como el Anillo de Oro, este es el hogar de una serie de ciudades medievales que incluye algunos de los destinos turísticos más queridos de Rusia.

Cada una de las paradas en el Anillo Dorado tiene sus propios encantos, pero Yaroslavl es un lugar especial. Es la ciudad más grande y antigua decon 1000 años de historia y tiene un hermoso centro neoclásico, mientras que Volga Embankment es un lugar perfecto para pasear. Otras paradas populares a lo largo de la ruta incluyen Kostroma, la ciudad natal de la dinastía Romanov, y Rostov-Veliky. Si prefieres un itinerario más aventurero, diríjete hacia Kazan. El magnífico Kremlin de la ciudad es su atracción más famosa.

Otras atracciones pueden ser…

Conoce el Ferrocarril Transiberiano

Conocido como uno de los viajes en tren más épicos del mundo, hay tres rutas separadas que comprenden colectivamente el Ferrocarril Transiberiano. El más largo, desde Moscú hasta Vladivostok, abarca una asombrosa distancia de 9258 kilómetros y demora siete días. Podrías quedarte en el tren y hacer el viaje, todo de una vez, pero ¿por qué lo harías? Varios operadores turísticos ofrecen itinerarios que incluyen paradas en el camino. Los lugares populares para explorar incluyen la ciudad siberiana de Irkutsk, con sus hermosos edificios del siglo XIX y el lago Baikal. Las opciones de alojamiento en los trenes estándar incluyen primera clase, segunda clase y (una muy básica) tercera clase.

Recorre el Anillo de Fuego

Ubicado justo en el límite oriental de Rusia se encuentra la península de Kamchatka, una lengua de tierra de 1250 kilómetros que se extiende hasta el Océano Pacífico. Parte de la zona geológicamente activa conocida como el Anillo de Fuego, es el equivalente a Alaska en Rusia.