Booking.com

Ningún viaje a Roma está completo sin una visita a esta icónica fuente; y ninguna visita a este lugar está completa sin echar primero un vistazo a los sorprendes hechos sobre la Fontana di Trevi. Ubicada en el distrito de Quirinale de Roma, la Fontana de Trevi es conocida como una de las fuentes más impresionantes del mundo. ¡Pero hay mucho más que belleza detrás de esta famosa fuente!

Aunque fue una de las 1352 fuentes de la Roma del siglo IV, la Fontana de Trevi siempre se ha destacado del resto. Después de un cierre prolongado mientras la casa de modas Fendi (que supuestamente gastó 2,2 millones de dólares) la estaba renovando, la fuente fue reabierta mejor que nunca.

Hechos sobre la Fontana di Trevi

Mientras tanto, aquí hay algunos hechos sobre la Fontana di Trevi  que tal vez desconoces.

La Fontana di Trevi es una de las fuentes de agua más antiguas de Roma

La fuente se remonta a la antigua época romana, desde la construcción del Acueducto Aqua Virgo en el 19 a. C. que proporcionaba agua a los baños romanos y las fuentes del centro de Roma. Se dice que el Aqua Virgo, o Aguas Vírgenes, recibe su nombre en honor a una joven romana que llevó a los soldados sedientos a la fuente del manantial para beber.

La fuente fue construida en el punto final del acueducto, en el cruce de tres caminos. Estas tres calles (tre vie) dan a la Fontana de Trevi su nombre, la Fuente de las Tres Calles.

Salvi no fue el arquitecto original

En 1730, el Papa Clemente XII celebró un concurso para diseñar una nueva fuente. Participaron muchos arquitectos importantes, pero al final Nicola Salvi se ganó los derechos para diseñar la fuente, aunque algunas teorías dicen que puede que no haya sido la primera opción.

Alessandro Galilei, un arquitecto de la misma familia que el famoso astrónomo Galileo, originalmente ganó la comisión para el proyecto, pero la comisión finalmente fue entregada a Salvi después de una protesta pública. ¿El motivo de las objeciones del público? Galilei era florentino, mientras que Salvi era un romano nativo.

Sin embargo, Salvi nunca vio su fuente completa. La primera agua salió de la fuente en 1743, pero no fue hasta 1762 que un Papa diferente, Clemente XIII, completó e inauguró oficialmente la nueva Fontana de Trevi, 11 años después de la muerte de Salvi. Aún así, el producto final es en gran parte suyo.

Está hecha del mismo material que el Coliseo

La fuente está construida principalmente de piedra travertino, un nombre que significa “del Tíber” en latín. Un mineral hecho de carbonato de calcio formado a partir de aguas de manantial, especialmente fuentes termales, la fuente probable fue la ciudad de Tivoli, a unas 22 millas de Roma.

Durante la construcción, muchos hombres resultaron heridos y algunos murieron al trabajar con piedra enorme, incluido un picapedrero que fue aplastado por un gran bloque de travertino en 1734.

Y usa mucha agua

La Fontana de Trevi tiene una altura masiva de 85 pies y tiene casi 65 pies de ancho. Con el agua bombeando de múltiples fuentes y la gran piscina al frente, la fuente derrama alrededor de 2,824,800 pies cúbicos de agua todos los días. Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse, hoy el agua se recicla.

La fuente es caritativa

Cuando la fuente está abierta, se arrojan aproximadamente 3.000 € todos los días, ya que la gente sigue la tradición de arrojar monedas sobre sus hombros. La leyenda sostiene que una moneda arrojada a la fuente asegurará el regreso a Roma.

Esta tradición también se remonta a los antiguos romanos que solían arrojar monedas al agua para que los dioses del agua favorecieran su viaje o les ayudaran a volver a casa sanos y salvos.

Lo que muchos no saben es que las monedas se recogen todas las noches y se entregan a una organización benéfica italiana llamada Caritas. Caritas, a su vez, usa el dinero para un programa de supermercados que entrega tarjetas recargables a los necesitados de Roma; para ayudarlos a comprar alimentos.

La fuente de piedra blanca ha sido negra… y roja

En 1996, la fuente fue apagada y cubierta con crepé negro en honor al actor Marcello Mastroianni después de su muerte. Mastroianni protagonizó La Dolce Vita, película cuya escena más famosa se filmó en la Fontana di Trevi, haciendo que la fuente sea más famosa que nunca.

En 2007, la fuente se puso de un color diferente después de que un vándalo arrojara una sustancia líquida en la fuente que volvió el agua roja. Esto provocó que el agua que caía de la fuente también fuera roja, ya que utiliza un sistema de agua de circuito cerrado. Si bien existía el temor de que el líquido hubiera dañado permanentemente el monumento, el agua se drenó lo suficientemente rápido como para que no hubiera daños.

RELACIONADO — Los pueblos más románticos de Italia

¡Esta famosa fuente también es famosa en las películas!

Una vista famosa para los turistas de todo el mundo, ¡la Fontana de Trevi es también un gran escenario! Además de La Dolce Vita, cuando Anita Ekberg saltó a la Fontana de Trevi con su ropa puesta, el enorme monumento ha aparecido en muchas películas; como Vacaciones en Roma e incluso en la película de Lizzie McGuire.

 

___

Imagenes vía: x, x x, x.