Booking.com

Una estadística del gobierno chino afirmó que solo en 2011 se abrieron 390 museos. Shanghái es igual de ambiciosa, con un plan de cinco años destinado a transformar la ciudad en un centro artístico que compita con París y Nueva York.

Los museos en Shanghái

Shanghái está haciendo grandes progresos, habiendo abierto tres museos de clase mundial en los últimos tres años. La respuesta de Shanghái a la Tate Modern de Londres, la Power Station of Art, fue un proyecto de 64 millones de dólares financiado exclusivamente por el gobierno de la ciudad. Pero no todos los mejores museos de Shanghái están financiados por Beijing.

Las instituciones de arte más nuevas de Shanghái, como YUZ y Long Museum, contienen las colecciones privadas de creadores de tendencias multimillonarios. No importa quién financie sus ganancias, estos museos en conjunto acercan a Shanghai a convertirse en la moderna capital cultural de Asia.

Museo YUZ

Este es es ambicioso museo de arte, financiado en forma privada por el coleccionista chino-indonesio Budi Tek. Inaugurado en mayo de 2014, YUZ exhibe la colección privada de obras occidentales y orientales; consideradas históricas para el arte contemporáneo chino.

El espacio en sí es una obra maestra. Fue diseñado por el arquitecto japonés Sou Fuhimoto, quien convirtió un antiguo hangar de aviones del Aeropuerto de Longhua en una sala de exposiciones principal lo suficientemente grande como para exhibir “mega obras” a gran escala. Una de esas instalaciones es “Olive Tree”, del artista italiano Maurizio Cattelan.

Shanghái

Museo West Bund

West Bund es la segunda parte del ambicioso plan de los coleccionistas de arte más importantes de China, Liu Yiqia y Wang Wei. El dúo multimillonario cumplió con su visión de “una ciudad, dos museos”, cuando abrieron la ubicación frente al mar 16 meses después del primer museo en Pudong en 2017.

Esta tan esperada institución de $ 43 millones de dólares tiene más de 15.000 metros cuadrados de espacio para exhibir su colección privada de espectacular arte chino.

Cuanto más alto es el piso, mayor es el arte. El primer piso está dedicado a las pinturas de realismo contemporáneo, el segundo tiene clásicos de la Revolución Cultural, mientras que el tercer nivel alberga antigüedades extremadamente raras.

Shanghái

MOCA

MOCA es el museo de arte contemporáneo de Shanghái, ubicado en un impresionante edificio de vidrio en el corazón de la Plaza del Pueblo. Si bien el museo organiza exposiciones individuales de artistas internacionales, como el enigmático artista japonés Kusama Yayoi, el espacio atrae a la mayor cantidad de gente que organiza exposiciones itinerantes patrocinadas por grandes marcas como Pixar, Dior y Chanel.

Shanghái

Rockbund

Inaugurado en 2010, RockBund es un espacio de arte contemporáneo considerado como una de las galerías más vanguardistas de la ciudad. Ubicado en la antigua sede de la Royal Asiatic Society, con un imponente edificio de estilo Art Deco, cuenta con seis pisos de espacio de exposición minimalista restaurado y reimaginado por David Chipperfield.

Rockbund acoge exposiciones regulares de artistas contemporáneos de los que más se habla en China, como Cai Guo Qiang, Zheng Fanzi y Zhang Huan, y destacados artistas internacionales, como Bharti Kher.

Shanghái