Booking.com

Londres es conocida como una de las ciudades más hermosas del mundo. Su belleza radica en sus monumentos y sus museos así como otros centros históricos. Pero la ciudad británica también posee hermosos sitios naturales que puedes conocer y, lo mejor, las visitas son gratis.

Parques Reales

St James’s Park:  El Parque de St. James se caracteriza por la variedad de fauna que posee, de la cual pueden disfrutar los visitantes sin pagar ni un solo euro. En el parque se observan desde pelícanos hasta los pájaros carpinteros, los búhos, los mirlos, los zorros y los murciélagos.

Parque Richmond: Es una reserva natural nacional y el mayor sitio de especial interés científico de Londres, el bucólico parque Richmond alberga manadas saludables y prolíficas de ciervos rojos y gamos que han vagado libremente aquí desde 1637.

Kensington Gardens: Desde las fuentes italianas de Lancaster Gate hasta las exuberantes extensiones junto al palacio de Kensington y los cisnes y barcazas de Serpentine, todo aquí es idílico hacen de Kensington uno de los jardines más llamativos de la ciudad.

Primrose Hill: la colina de 213 pies de alto se encuentra en uno de los lugares más prósperos de Londres. Primrose es el lugar para acechar a celebridades de incógnito y ofrece excelentes vistas del horizonte de Londres; el lugar perfecto para comer en un picnic y disfrutar viendo a la gente. ¡Visita el zoológico científico más antiguo del mundo si tienes tiempo!

Jardin Japones de Kyoto

Jardín Japonés de Kyoto en el Holland Park

Ocultos en el tranquilo centro de las 22,5 hectáreas del parque, los Jardines Japoneses de Kyoto son sin duda uno de los secretos mejor guardados de Londres. Fueron donados por la Cámara de Comercio de Kyoto en 1991 y diseñados por un prominente experto en jardines japonés, que incluyó una pequeña cascada, un puente peatonal y, por supuesto, una icónica carpa koi.

Jardines de la Casa Chiswick

La subestimada villa Neo-Palladiana del oeste de Londres, completada en 1729 por el tercer conde de Burlington, que se inspiró en sus Grandes Excursiones de Italia, es bastante notable por sí misma; pero la verdadera estrella aquí son los jardines, que albergan el ejemplo más primitivo de los ahora aclamados jardines paisajísticos ingleses.

Postman Park

A la sombra del Museo de Londres se encuentra un oasis poco conocido con una característica bastante distintiva: una serie de lápidas memoriales dedicadas a personas comunes que murieron mientras salvaban las vidas de otros y que de otro modo podrían ser olvidados.

Hampstead Heath

Sentado en uno de los puntos más altos de Londres, Hampstead Heath es uno de los parques públicos más grandes (320 hectáreas para ser exactos) y el más antiguo de la capital. Es un lugar popular entre los lugareños para hacer picnics en Parliament Hill, desde donde se protege la vista de Londres y permitía bañarse en el Lido, dar una excursión en la exuberante y florida pérgola, e incluso visitar la majestuosa Kenwood House o para dar un largo paseo a lo largo de las colinas y bosques.