Booking.com

Como capital de Aragón, Zaragoza ofrece a todo aquel que la visita una interesante propuesta cultural y de ocio, acompañada de una gastronomía rica y variada. En los últimos años ha ido ganando peso y se ha convertido en uno de los principales focos de turistas tanto nacionales como extranjeros.

Si tienes pensado realizar un viaje en el futuro, toma nota porque Zaragoza no te defraudará.

Conoce la historia de la ciudad

Zaragoza es conocida, principalmente, por la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Es el símbolo más importante de la ciudad y una de las muestras más importantes del Barroco en nuestro país. La catedral, del siglo XVIII, descansa a orillas del río Ebro e impone tanto por fuera como por dentro. Además, ofrece las mejores vistas de la ciudad gracias al ascensor de su interior, que lleva a los visitantes a 65 metros de altura, hasta el mirador de la torre de San Francisco de Borja.

La otra catedral de la ciudad es la Catedral del Salvador, más conocida como la Seo. Para acceder a su interior hay que pagar entrada, que también da acceso al Museo de los Tapices de la Seo, que cuenta con 63 tapices de incalculable valor.

Si buscas un hotel en Zaragoza, encontrarás numerosas opciones que se ajustan a todos los bolsillos. Los más demandados, por su ubicación, son los que se encuentran cerca de la Plaza del Pilar. El Aparthotel Los Girasoles es tu hotel ideal en Zaragoza por su céntrica ubicación. Está a sólo 5 minutos a pie de la Plaza del Pilar y de El Tubo, del que hablaremos más adelante.

Cuenta con unos apartamentos amplios y modernos, equipados con cocina, salón y baño y dispone de restaurante propio con unas magníficas vistas del skyline de Zaragoza. Además, las instalaciones disponen de piscina, gimnasio y sauna por lo que es ideal para viajes en grupo.

Si por algo destaca Zaragoza es por el legado que han dejado en ella las diferentes culturas que fueron dando forma a la ciudad que conocemos actualmente. Del pasado árabe destaca el Palacio de la Alfajería, levantado en el siglo XI por orden del monarca al Muqtadir. Fue construido como zona de recreo de los reyes de Taifas fuera de la ciudad musulmana.

Su visita es prácticamente obligatoria si te alojas en Zaragoza.

De tapas por El Tubo

Después de una intensa jornada de turismo por la ciudad no hay nada mejor que llenar el estómago. Para conocer la gastronomía maña no hay nada como dejarse caer por El Tubo, la zona de tapeo por excelencia de la ciudad. Entre sus callejones se mezclan numerosos bares con especialidades distintas, donde podrás probar todo tipo de platos entre la alegría y la vitalidad de sus calles.

Para descansar después de un día frenético, no hay nada como un buen hotel para el descanso. El Hotel Real Ciudad de Zaragoza, ubicado a las afueras de la ciudad, ofrece todo lo necesario para que disfrutes de una estancia estupenda durante tu viaje. A sus amplias y cómodas habitaciones, hay que sumar el spa de sus instalaciones. Podrás disfrutar de un circuito de una hora de duración para relajar los músculos y aliviar el estrés acumulado.

Actividades en familia

Si viajas en familia, Zaragoza cuenta con muchos planes para mayores y pequeños. Por ejemplo, puedes recorrer el Ebro en piragua, una manera diferente de conocer la ciudad mientras practicas deporte al aire libre.

También puedes pasear por los diferentes parques de la ciudad. El Parque Grande José Antonio Labordeta ofrece 44 hectáreas en las que pasear y relajarse, pero también disfrutar en familia, ya que en su interior se encuentra el Jardín Botánico.

La zona verde más grande la ciudad es el Parque del Agua Luis Buñuel, que está junto al recinto de la Expo 2008. En su interior podrás pasear, conocer la flora del Ebro y realizar numerosas actividades. Cuenta con parques infantiles para los más pequeños, un canal de aguas bravas, un gimnasio al aire libre, un embarcadero, parque multiaventura, campo de golf y pistas de pádel y fútbol 5.

Si en las fechas que pretendes viajar a Zaragoza no encuentras tu alojamiento deseado, puedes buscar un hotel en Utebo. Este pequeño pueblo está a sólo 10 minutos en coche de Zaragoza, además de ofrecer conexión en transporte público.

Entre los hoteles de Utebo destaca El Águila. Ofrece habitaciones económicas con capacidad para hasta 4 personas en un entorno tranquilo. Cuenta, además, con el Restaurante Velagua, especializado en la cocina local y regional.

Estos son solo algunos de los planes que te ofrece Zaragoza, aunque lo mejor es visitar la ciudad para conocer de primera mano su encanto y disfrutar de una escapada en familia o con amigos.