Booking.com

Uno de los países más altos y remotos de la tierra, gran parte de los lugares más bellos de Bolivia han permanecido intactos por el paso del tiempo. Bolivia tiene más pueblos indígenas que cualquier otro país de las Américas.

Para los viajeros, Bolivia ofrece una mezcla diversa de experiencias culturales multiétnicas, magníficos paisajes naturales y aventuras extremas.

Los lugares más bellos de Bolivia

Desde los lujosos resorts de Copacabana en la orilla del lago Titicaca hasta la extensión de las salinas de Uyuni, los lugares más bellos de Bolivia ofrecen una gran cantidad de experiencias de viaje únicas en la vida.

Parque Nacional Madidi

El Parque Nacional Madidi se extiende desde los Andes hasta el Amazonas. Abarcando más de 7000 millas cuadradas, Madidi es conocido como uno de los parques biológicamente más diversos del mundo. Los visitantes de Madidi pueden ver a un esquivo jaguar, una nutria gigante o el mono titi, una especie de mono que no se encuentra en ningún otro lugar del mundo. Más del 11% de las 9000 especies de aves del planeta se pueden encontrar en el Parque Nacional Madidi.

Misiones jesuitas de Chiquitos

Esta región consta de seis ciudades misioneras fundadas por un puñado de sacerdotes jesuitas en los siglos XVII y XVIII. Si bien las Misiones Jesuitas en Paraguay y Argentina han caído en mal estado, sus contrapartes bolivianas siguen siendo una fuerza cultural vibrante, en un contexto de ciudad fronteriza sacado de la película de 1986 de Robert de Niro, “La misión“.

Estas ciudades se pueden visitar en un recorrido largo, o hay alojamiento disponible en todas ellas. La más grande y conocida de estas ciudades misioneras es San José de Chiquitos, aunque todas ellas brindan un hermoso ejemplo de la antigua arquitectura de la frontera española.

Carretera Yungas

Conocida como la “carretera más peligrosa del mundo“, la carretera Yungas se extiende desde La Paz hasta la región de la selva tropical amazónica de Bolivia en el norte del país.

Desde La Paz, el camino sube a 15000 pies antes de descender alrededor de 4000 pies al pueblo de Coroico. El camino ha demostrado ser peligroso para aquellos que viajan en vehículos, pero Yungas se ha convertido en una atracción de viaje favorita para los ciclistas de montaña que se entusiasman con el tramo de descenso de 40 millas de largo.

Reserva Eduardo Avaroa

La Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Avaroa en la dura región del Circuito Sudoeste de Bolivia fue creada para proteger a la vicuña en peligro de extinción y la planta de llareta. La reserva también alberga algunos de los paisajes más inusuales del planeta.

Las salinas de color blanco brillante y los lagos minerales de Los Lipez, de color arcoíris, son demasiado duros para soportar la vida humana, pero son un refugio para muchas especies sudamericanas raras y en peligro de extinción, incluidas varias grandes colonias de flamencos. Un viaje aquí se siente como un viaje a un nuevo planeta extraño y hermoso.

Cerro Rico, Potosí

“Cerro Rico” que se eleva sobre la ciudad de Potosí una vez sostuvo la plata que atrajo a los conquistadores españoles a la ciudad más alta del mundo. Es el destino de viaje ideal para aquellos que desean explorar el efecto que la colonización tuvo sobre los pueblos indígenas de Bolivia. Aunque la plata ya no existe, el estaño todavía se extrae de Cerro Rico. Los visitantes pueden recorrer las minas y la Casa Nacional de Moneda.

Sucre

Conocida como la “Ciudad de los Cuatro Nombres“, Sucre también se llama Charcas, La Plata y Chuquisaca. Fundada en el siglo XVI por coloniales españoles, Sucre ofrece a los visitantes una visión clara de la vida en la España aristocrática en el siglo XVI.

Sucre tiene muchos edificios históricos importantes que vale la pena visitar, incluida La Casa de la Libertad, donde Simón Bolívar escribió la Constitución boliviana y la Biblioteca Nacional de Bolivia, que presenta documentos que datan del siglo XV.

Carnaval de Oruro

Cada año en Oruro, justo antes del Miércoles de Ceniza, la ciudad de Oruro acoge el Carnaval de Oruro, uno de los eventos folclóricos y culturales más importantes de toda América del Sur. El festival cuenta con más de 28000 bailarines, realizando una amplia variedad de bailes étnicos. Alrededor de 10000 músicos acompañan a los bailarines. A diferencia del carnaval en Río, donde se elige un nuevo tema cada año, el carnaval en Oruro siempre comienza con la diablada o la danza del diablo. Se considera que retiene la mayor parte de la expresión artística proveniente de la América precolombina.

Lago Titicaca

Limitando con Bolivia y Perú, el lago Titicaca es el lago más grande de América del Sur. Se cree que los incas, así como otros pueblos nativos, se originaron en la región. Cerca de la costa sureste del lago se encuentra Tiwanaku, ruinas de una antigua ciudad estado que los estudiosos creen que fue un precursor del Imperio Inca.  El lago Titicaca es un popular destino de vacaciones.

Tiwanaku

Ubicado cerca de la costa sureste del lago Titicaca en Bolivia, Tiwanaku es uno de los precursores más importantes del Imperio Inca. La comunidad creció a proporciones urbanas entre los siglos VII y IX, convirtiéndose en una importante potencia regional en los Andes del sur. En su apogeo, la ciudad tenía entre 15000 y 30000 habitantes. Si bien solo se ha excavado una pequeña parte, Tiahuanaco representa el mayor logro arquitectónico megalítico de América del Sur preincaica. Hoy es una de las principales atracciones turísticas de Bolivia.

Salar de Uyuni

Para un destino turístico verdaderamente fuera de este mundo, es difícil igualar el Salar de Uyuni. Uno de los lugares más hermosos del mundo, las salinas de 4000 millas cuadradas fueron formadas por un lago prehistórico. Los visitantes viajan en vehículos 4×4 a través de la extensión de las salinas para visitar estructuras locales hechas enteramente de ladrillos de sal.

Las salinas son más espectaculares después de una lluvia, cuando el agua que se asienta sobre la sal cementada actúa como un espejo, reflejando perfectamente el cielo de arriba.