Booking.com

Oslo se encuentra en la costa sur de Noruega, y es su capital. Esta ciudad es una de las más hermosas del mundo, y tiene miles de lugares mágicos por visitar. A continuación, descubriremos los mejores lugares para visitar en Oslo. 

Oslo

Oslo contrasta su cultura entre magníficas esculturas y una impresionante arquitectura. Es una ciudad tranquila, tecnológica y moderna. Famosa por sus museos e impresionantes paisajes.

Museo de Barcos Vikingos

Este museo se encuentra en Bygdøy y cuenta con embarcaciones vikingas que datan del siglo IX. A estas embarcaciones se les conoce como: Gokstad, Tune y Oseberg. Estos barcos encierran dentro de sí una gran historia. Fueron hallados a mediados de 1860 y según los historiadores, eran enterrados junto a sus propietarios y así estos podían ser transportados al reino de los muertos. En el recorrido por el Museo de los Barcos Vikingos podrás no sólo admirar las embarcaciones, sino que también en él se encuentran diversos objetos de gran importancia histórica para la cultura noruega.

Oslo

El museo se encuentra abierto todos los días de mayo hasta septiembre, desde las 09:00h hasta las 18:00h. Desde octubre hasta abril, el horario se encuentra desde las 10:00h hasta las 16:00h. La entrada es gratuita para los menores de 18 años y el precio ronda los 100 NOK (10,46 €). Se puede llegar ya sea desde autobús, tomándolo en la estación Rådhuset, y haciendo parada en Vikingskipshuset. O bien sea, desde el ferry, tomándolo en Rådhuskaia.

Oslo

Teatro de la Ópera

El Teatro de la Ópera (Opera & Ballet Noruega), es uno de los destinos preferidos por los visitantes. No sólo por los espectáculos artísticos que ofrece, sino también por el atractivo inigualable de su arquitectura. Se encuentra a la orilla de la bahía, y es uno de los edificios más hermosos e imponentes de Oslo.

Oslo

Tiene dos auditorios, el principal con capacidad para 1369 espectadores, el segundo para 400 y un Estudio que alberga hasta 200 personas. Otra de las funcionalidades que ofrece el teatro, es el uso de su techo, ofreciendo a los visitantes subir a éste y tener una magnífica vista de la ciudad y el puerto. También suele usarse como espacio para conciertos, y las visitas guiadas pueden llegar hasta un 20% de descuento.

Oslo

Parque de Vigeland

También conocido como Parque de las esculturas, es uno de los mayores atractivos turísticos en Oslo. Este emblemático parque alberga más de 200 esculturas, talladas bien sea en piedra o en bronce. Estas, representan etapas y estados de ánimos del ser humano y todos los personajes se encuentran desnudos, en una representación de libertad.

Este, es un destino que no te puedes perder. La entrada es libre y está abierto las 24 horas del día, los 7 días de la semana. La entrada es totalmente gratuita, y no por nada recibe más de 1 millón de visitantes cada año.

Oslo

Puente peatonal Akrobaten

Akrobaten significa “Acróbata” en noruego, y da origen al nombre de una de las estructuras famosas en Oslo. Comúnmente, es visitado para la realización de fotografías profesionales, e incluso rodajes de películas. El Akrobaten cuenta con 206 metros de longitud y conecta a Grønland y Bjørvika, así como a la zona central de Oslo.

Fue fabricado en acero y vidrio, y es otro vivo ejemplo de la arquitectura moderna en Oslo; convirtiéndose en una de las construcciones emblemáticas de la ciudad. Desde él, se tiene una maravillosa vista y es un lugar precioso para pasear de noche y tomar magníficas fotografías.

Oslo

Fortaleza de Akershus

Este castillo medieval, antiguamente fue usado para actividades militares. Su construcción data, aproximadamente, del año 1290. Se utilizó como una fortaleza para proteger a la ciudad, como orden del Rey Haakon V. La fortaleza cumplió con su función, y resistió a los distintos ataques a los fue fue expuesta. Después de los usos militares, pasó a convertirse en una prisión y finalmente, fue restaurada y actualmente se usa para eventos oficiales y diplomáticos.

La imponente belleza de la estructura, se encuentra junto al Fiordo de Oslo y es uno de los mejores lugares para visitar en dicha ciudad. Se encuentra abierta todos los días, desde las 06:00h hasta las 21:00h y para llegar, puedes tomar un tranvía hasta Christiania torv. También, cuenta con un museo militar que está abierto al público y en él se relata un poco de la historia de este hermoso castillo.

Oslo

El Fiordo de Oslo

El Fiordo de Oslo es un cuerpo de agua, y al rededor de él se concentra gran parte de la población en Noruega. Cuenta con un aproximado de 1.960.000 habitantes y 100km de longitud. En él, se encuentran varias islas; como lo son Ingierstrand, Ormøya y Langøyene. 

Es uno de los destinos de verano más visitado en Oslo por los turistas, ya que en él se pueden realizar distintas actividades; como: paseos en ferry, rentar un kayak, pescar, jugar volleyball de playa o pasear en bote.

Oslo

Oeste de Oslo

Esta es la zona más costosa de Oslo, y se caracteriza por el precio elevado del nivel de vida. Tiene barrios prestigiosos y tiendas que cuentan con marcas de renombre. En esta zona de la ciudad, nos encontramos con tiendas, galerías de arte, cafeterías y tiendas de antigüedades. No hay que dejarse intimidar porque esta zona sea la más costosa de la ciudad. Su arquitectura y calles son preciosas y es ideal para pasear y compartir con una buena compañía.

Tiene un aspecto bastante acogedor, y varias de las actividades que puedes realizar en el Oeste de Oslo, son:

  • RIB Oslo: Paseos, regata y competiciones en lancha, disponibles los 365 días del año. También se ofrecen excursiones y paseos para pescar.
  • Visita a un Spa de lujo.
  • Patinaje sobre hielo.
  • Colosseum Cinema: Proyección de películas.
  • Hvitserk Adventures: Excursiones en kayak, remo, esquí y senderismo.
  • Jugar bolos.
  • Arrcom: Equipo especializado que ofrece distintas actividades, que van desde navegación en veleros, hasta viajes en helicóptero.
Oslo

Zona Oeste de Oslo en invierno.

Oslo, además de ser la capital de Noruega, es una ciudad perfecta para vacacionar. Contrasta en ella la arquitectura moderna y la cultura medieval. En un momento, puedes estar admirando un edificio fabricado en el año 2000 y después, admirar embarcaciones que datan del siglo IX. Esta maravillosa mezcla cultural, tan sólo se halla en Oslo, y es por ello que no puedes dejar de visitar esta preciosa ciudad y descubrir sus lugares de encanto.