Booking.com

La playa más blanca del mundo. Así se conoce a la playa de Hyams en la costa sur de Nueva Gales del Sur; de hecho este denominador le aseguró un lugar en los Récords Mundiales Guinness. Pero, por supuesto, cuando algo es catalogado como superlativo puede provocar desilusión entre los visitantes. Afortunadamente, incluso el visitante más quisquilloso de Hyams no puede quejarse: la arena es más blanca que blanca; y el único problema que puede encontrar es la muchedumbre en la temporada alta, que dificulta movilizarse o incluso apreciar la arena.

Antes de visitar la “playa más blanca” tienes que saber

Está a solo tres horas al sur de Sydney, en la costa sur del Parque Marino de Jervis Bay. Hyams es una escapada inmaculada de la rutina de la ciudad y aún conserva algo invisible en otras ciudades costeras de Nueva Gales del Sur: encanto. Solo un camino lleva al pueblo y solo hay una tienda, la Hyams Beach Store & Cafe; aunque todo lo que puedes necesitar se encuentra a 10 minutos en coche en Vincentia o Huskisson.

Un paseo desde la orilla hasta la base naval y de vuelta toma menos de una hora. Puedes el amanecer en la playa a la mañana siguiente de tu estadía; con delfines incluidos.

La temperatura del mar puede ser vigorosa en la temporada baja; está bien una vez que entras, pero es posible que prefieras estar en la cima, en una tabla de paddle stand-up o en un kayak; en lugar de nadar. Las tranquilas aguas de la bahía son perfectas para esto y mucho más cálidas en verano; incluso se pueden reservar recorridos nocturnos.

Dónde hospedarse

El sitio más popular es Blue Whaler Cottage. Estas cabañas solían albergar balleneros y sus familias, que una vez utilizaron Hyams como base para cazar en las afueras de Jervis Bay.

Te pueden ofrecer un dormitorio en el piso de arriba que viene con un balcón incluido. Hay un televisor de pantalla grande en el salón y una buena selección de películas. La cocina es espaciosa, moderna y ligera. La mera idea es preparar tu propia comida. Además, la tienda vende productos básicos y puedes tomar el desayuno, el almuerzo o la cena allí, dependiendo de la temporada. También venden pasteles caseros, tartas, chutneys y comidas caseras congeladas y podemos responder por el cordero ragu.

Qué hacer en Hyams

  • Diríjete hacia el norte hasta Huskisson, y luego ve directamente al famoso pub Husky para tomar una cerveza, una comida deliciosa y una vista del agua.
  • Visita los canguros salvajes y los loros rey más dóciles que puedas encontrar en el pintoresco nirvana de campamento de Green Patch.
  • A cinco minutos en coche de Hyams te encontrarás en el Parque Nacional Booderee con impresionantes playas y matorrales para explorar a pie. Asegúrate de visitar las espeluznantes ruinas del faro de San Jorge.
  • ¿Harto del aire libre? Dirígete al cine para ver una película en Huskisson Pictures.
  • Aprecia la puesta de sol al formar parte de ella con una excursión o una clase de remo al atardecer con Jervis Bay Stand Up Paddle Hire. Una clase privada es de 60 EUR por una hora. También hay disponibles clases y recorridos de 90 minutos.