Booking.com

Mientras que los restaurantes en sitios más céntricos de La Habana pueden ser bastante caros por no tan buena; algunos como el Café de Oriente tienen un ambiente espléndido. El gobierno cubano administra algunos sitios. Casi sin excepción, los restaurantes estatales tendrán alimentos de menor calidad. Sin embargo, los restaurantes estatales a menudo tienen ambientes muy agradables; por lo que si te importa más el entorno que la relación calidad/precio de la comida, los lugares administrados por el estado pueden ser una opción razonable. Pero para que no te pierdas en tu visita a Cuba, aquí tenemos una lista de lugares dónde comer en La Habana.

Descubre dónde comer en La Habana

  • Ten en cuenta que algunos restaurantes orientados al turismo agregan un 10% de cargo por servicio a la factura automáticamente; mientras que otros no lo hacen. Echa un vistazo a tu factura y verifica si la tarifa del servicio está detallada o no antes de dejar demasiado (o poco) dinero.

Descubre dónde comer en La Habana: Lugares económicos

Los puestos que venden alimentos con precios en pesos nacionales están por toda la ciudad. Busca las ventanas o escaparates pequeños con tablones colgando al frente, enumerando los artículos y los precios. En general, un espresso es 1CUP; un sándwich es 5-15CUP; una pizza es 10CUP. La disponibilidad de otros platos varía ampliamente, pero nada cuesta más de 25CUP más o menos. Se agradable y propina bien.

Algunos restaurantes como Hanoi, en la Calle Brasil, ofrecen comidas generosas por 5CUP.

Con pesos nacionales cubanos, puedes obtener helados por solo 1CUP (aproximadamente 0.02€) en pequeñas casetas repartidas por la ciudad. También puedes comprar un bocaditos rellenos (pequeños sándwiches de jamón) o una cajita (comida pequeña en una caja de cartón) por menos de 20CUP (0,4€).

  • Heladería Coppelia; frente al Habana Libre. Prácticamente una institución cubana con personas que esperan hasta una hora para conseguir un asiento.

travelvsco

Descubre dónde comer en La Habana: Lugares accesibles

Manteniendo los ojos abiertos, puede encontrar menús completos (ensalada, sopa, plato principal, postre y una bebida nacional) por 6-10CUC. En la Vieja, hay tales restaurantes en las calles más pequeñas, no muy concurridas.

  • El Aljibe. En el suburbio habanero de Miramar, El Aljibe es la prueba definitiva de que la comida en Cuba no necesita ser sosa. Prueba la especialidad de la casa, pollo en salsa de naranja agria. El Aljibe también tiene una bodega muy bien surtida.
  • La Casa, Nuevo Vedado. El comedor y el jardín son acogedores e íntimos. El impecable servicio y la consistencia poco común en Cuba; son imprescindibles en La Habana.
  • La Tasquita, San Francisco. Ubicado cerca de San Lázaro, este Paladar (pequeño restaurante familiar de propiedad privada) sirve comida criolla típica. Estarás cenando en la sala de estar de una familia local, así que no esperes nada glamoroso en términos de ambiente. Por otro lado, el personal es muy amable y tendrás la oportunidad de probar comida cubana típica mientras las familias locales la preparan: simplemente deliciosa. Los asientos son limitados, así que reserva con anticipación.

Descubre dónde comer en La Habana: Restaurantes lujosos

Los restaurantes dentro de los hoteles de cinco estrellas tienden a cobrar cantidades excesivas de dinero por comida y servicio mediocre.

  • Sin embargo puedes probar en el restaurante La Fontana, uno de los restaurantes de parrilla más importantes de Cuba. La Fontana tiene un ambiente hogareño refinado pero sobrio, adecuado para una cena con un toque de familiaridad y una plácida conversación; mientras disfrutas de exquisitos platos de su especialidad, la cocina cubana actualizada. Pide un pulpo a la parrilla sobre carbón con pesto, o elije un caracol de mar en ajo y ron añejado.
  • La Guarida es casi con certeza el paladar más famoso de Cuba, y tiene un entorno interesante en un edificio en ruinas en el barrio Centro. Durante la temporada alta, deberás reservar una mesa con al menos un par de semanas de anticipación si deseas comer en la hora de la cena principal (por ejemplo, de 7 a 9 pm).
  • Para un gran ambiente y comida sorprendentemente sabrosa, Paladar Vistamar en Miramar ofrece una excelente carta de vinos, excelente selección y calidad de marisco; y una variedad de platos de carne.

Descubre dónde comer en La Habana: Desayunos

Todos los hoteles turísticos sirven desayuno, típicamente un buffet con una gran variedad de buena comida, aunque es caro. Si te quedas en una casa particular pregunta si te servirán el desayuno. Si no, pídele al propietario que te lleve de compras. El desayuno en casas particulares puede ser una buena relación calidad/precio o un valor terrible, ¡depende completamente de qué tan buenos sean los cocineros o sus ayudantes!

  • Café Arcángel; tiene de todo, desde frutas y verduras hasta huevos, tocino e incluso baguettes de salmón. También puede pedir uno de una docena de diferentes tipos de café, y puedes pedirlo irlandés si lo prefieres (añadir algo de alcohol).
  • Pastelaria Francesa . Al lado del Hotel Inglaterra, esta pastelería tiene una amplia variedad de dulces deliciosos. Elije un pastel y un café por para un desayuno económico y rápido.
  • La Farmacia. En el extremo norte de Havana Vieja, ofrece desayuno estándar de tocino, huevos y jugo por alrededor.

Descubre dónde comer en La Habana: Bebidas

Los cócteles en Cuba son de precios sorprendentemente uniformes: alrededor de 3 CUC por un mojito en casi todos lados (excepto los hoteles estatales como el Hotel Nacional, que cobran más cerca de 7 CUC). Si bien los precios son casi uniformes, la calidad y la cantidad varían enormemente.

La Bodeguita del Medio es el bar en el que probar un Mojito. El antiguo lugar frecuentado por Ernest Hemingway; es mejor probarlo una vez que las multitudes de turistas de Varadero se hayan retirado de la ciudad.

El Floridita, en Calle Obispo. Otra parada en la ruta del alcohol de Hemingway; conocido por sus daiquirís (que son, a decir verdad, demasiado caros), pero mejor visitado por su atmósfera, que es casi igual a los días anteriores a Castro.

La Fábrica de Arte Cubano (FAC), es una fábrica abandonada que el gobierno le dio a algunos artistas. Convirtieron el lugar en una mezcla de discoteca, bares, salas de descanso, una gran galería y área de exposición; así como una pantalla de cine y escenarios para actuaciones. Es probablemente el lugar de vida nocturna más vibrante y palpitante por el momento y está lejos de ser turístico, a pesar del hecho de que muchos extranjeros lo visitan. Por lo general, lleno de expatriados y personas interesadas en el arte. La ubicación es bastante lejos del casco antiguo, lo que le da más de un estilo de autenticidad y subterráneo.