Booking.com

Si estás de vacaciones en Francia, sin dudas no querrás perderte una visita a esta maravillosa ciudad, famosa por albergar numerosos monumentos y maravillas de la arquitectura clásica y también moderna, además de ser considerada la capital de la gastronomía francesa. Toda esta riqueza cultural e histórica le han valido a Lyon para ser catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Destaca que está dividida por dos ríos el Ródano y el Saona, formando una “casi” isla  entre los dos. Los lugares más turísticos se encuentran a ambos lados del río Saona, en los distritos o “arrondissements” 1, 2 y 5. Es una ciudad con un ambiente joven, diverso y muy animado, con infinidad de restaurantes para disfrutar de una buena gastronomía y un montón de pastelerías, donde es imposible resistir a probar las tartas y los dulces expuestos en sus escaparates.

Comer en un bouchon

Comer en un bouchon lionés es descubrir una auténtica institución. Se trata de una visita obligada si se quiere disfrutar de la gastronomía familiar del lugar. En estos pequeños restaurantes típicos, puedes degustar especialidades regionales como el “delantal del zapador”, las “quenelles” (una especie de croquetas) o los sesos de Canut.

Pasearse por los callejones del Viejo Lyon

Si hay un paseo obligatorio, ese es el de los callejones del casco antiguo de Lyon. Hay cientos de pasajes que atraviesan los patios y los edificios de Lyon. Estos laberintos verticales presentan una arquitectura única que no te dejará indiferente: callejones en ángulo, radiales… Te toca descubrir todas las facetas de estos pasajes “secretos”.

Descubrir el nuevo Museo de las Confluencias

El Museo de las Confluencias, que destaca gracias a su arquitectura moderna y a sus numerosas exposiciones, abrió sus puertas a finales de 2014. Un museo joven, desde luego, pero que ha convencido rápidamente a los lioneses y a todos los turistas. Descubre un excepcional relato de la historia del mundo y de la humanidad a través de este recorrido permanente de más de 3000 m² por diferentes salas y dividido en grandes temas. Mejor no te cuento más. Descúbrelo por ti mismo y deja que haga las delicias de toda la familia.

Visitar el Museo de Bellas Artes de Lyon

El Museo de Bellas Artes de Lyon es la referencia artística de la ciudad. La antigua Abadía de las Damas de San Pedro alberga en sus 70 salas múltiples obras de arte de todos los estilos. Toda la parte sobre el antiguo Egipto (el sarcófago de Isetemkheb es impresionante) o, también, el retrato Monomanía de la envidia de Géricault.

Museo de Bellas Artes de Lyon – 20 place des Terreaux – 69001 Lyon
Abierto todos los días salvo martes y días festivos de 10:00 a 18:00, los viernes de 10:30 a 18:00. 

Ver el Viejo Lyon, un escenario renacentista

Como habrás observado, varios de los lugares imprescindibles de la ciudad se encuentran en el Viejo Lyon. No se trata de una casualidad: el barrio está clasificado como Patrimonio Mundial de la Unesco. Motivo de más para pasearse por sus iglesias y edificios del Renacimiento que, tras sus muros, guardan secretos inesperados.