Se llama Ciudad Diferente por una razón: la cultura creativa de Nuevo México y la arquitectura distintiva de adobon lo hacen totalmente sobresaliente. Rodeado por las montañas Sangre de Cristo, la ciudad fue fundada allá por 1610. Ahora es conocida por su arte vibrante, sol casi constante y cocina que cambia el juego. Aquí está nuestra guía de qué hacer, ver y comer en Santa Fe.
Nuevo Mexico

Caminando por la historia de Nuevo Mexico

La mayoría de las iglesias del centro de Santa Fe se han mantenido durante siglos. La Catedral Real Basílica de San Francisco de Asís fue construida entre 1860 y 1886 y todavía tiene servicios en la actualidad. Los admiradores de la escritora Willa Cather también la reconocerán como el escenario de su novela “La muerte viene para el arzobispo”.
También puede recorrer la cercana Capilla de Loretto , construida en 1878, y la Misión de San Miguel, una de las iglesias más antiguas de los Estados Unidos. Quedarás atonito con la arquitectura, un paseo por la plaza de casi 400 años de Santa Fe es la oportunidad perfecta para disfrutar del trabajo creativo de los comerciantes locales.

Admirando el arte local, el estilo de ‘Game of Thrones’

El autor de “Game of Thrones” y residente de Santa Fe George RR Martin tuvo una gran influencia en la financiación de Meow Wolf: House of Eternal Return. La instalación de arte, construida dentro de una antigua bolera, se destaca de la escena local de bellas artes como una aventura interactiva.
Meow Wolf guía a los visitantes a través de un laberinto colorido con el trabajo de más de 100 artistas. Esto está lejos de su establecimiento de arte típico: las imágenes del trabajo son altamente recomendables. Santa Fe tiene casi 20 experiencias de museo más tradicionales para elegir. El Museo Georgia O’Keeffe ofrece la mayor colección de su obra disponible para el público en un solo lugar, y el Museo de Arte de Nuevo México. es un refugio cultural justo al lado de la plaza del centro. 
Para una ventanilla única artística, está Museum Hill. La colina es hogar de cuatro instituciones de clase mundial, y todo se puede explorar en el lapso de un día. Si no tiene tiempo para los cuatro museos, opte por el Museo de Artes y Cultura Indígena y el Museo de Arte Colonial Español, que pintan una imagen más clara del contexto histórico de Santa Fe. Las vistas a la montaña de Museum Hill son tan fascinantes como el arte, y las cercanas El jardín botánico de Santa Fe es el lugar ideal para relajarse después. 

¿Que comer?

Uno de los productos estrella de Nuevo México es el chile, con “e” y no con “i”.  El chili es lo que en la cocina Tex-Mex se sirve con frijoles, salsa de tomate, carne y una combinación de polvo de chile rojo con otras especies como el comino y el orégano.

Chile con “e” se refiere al pimiento verde o rojo que crece en el estado. Cuando es la cosecha el aire se llena del aroma del chile y todos los restaurantes sirven salsa roja o salsa verde para acompañar los platos. Si quieres probar las dos debes pedirlo como “Navidad”.

Nuevo México se caracteriza por su cocina simple pero deliciosa: Tortillas de maíz o de harina, el queso, la carne, el cerdo, el pollo y la cebolla son la base de la gastronomía del estado, que es muy picante. Si tu paladar no aguanta bien, lo mejor es calmarlo con crema agria, un vaso de leche o un helado.