Booking.com

Las 7 maravillas del mundo antiguo eran siete monumentos, ubicados en el ámbito mediterráneo y del Oriente Medio, que fueron consideradas como las más grandes construcciones hechas por el hombre durante la Edad Antigua. Considerados así por varios escritores clásicos, especialmente de época helenística, como Antípatro de Sidón, la lista de las siete maravillas no siempre ha estado compuesta por los mismos protagonistas.

Sin embargo, finalmente, se llegó a un consenso de cuáles eran los siete monumentos que debían tener el título de “maravilla del mundo”: la Gran Pirámide de Giza, el Coloso de Rodas, el Faro de Alejandría, los Jardines Colgantes de Babilonia, el Templo de Artemisa en Éfeso, la Estatua de Zeus en Olimpia y Mausoleo de Halicarnaso.

Las siete Maravillas del Mundo antiguo

Templo de Artemisa

maravillas

Templo de Artemisa en Éfeso construido hacia 550 a.n.e y destruido por un incendio intencionado en 356 a.n.e “El Templo de Artemisa” se encontraba ubicado en la antigua ciudad de Éfeso, a unos 50 km al sur de la moderna ciudad portuaria de EsmirnaIzmir, en Turquía, en el valle a los pies de Ayasoluk por el rey Creso de Lidia la construcción de esta obra duró unos 120 años y fue dedicada a la diosa Artemisa.

El templo de Artemisa esta incluido dentro de Las 7 maravillas del mundo antiguo.El templo se encontraba en una próspera región, pues por ella cruzaban viajeros y mercaderes de toda Asia Menor. El templo era para muchas personas un símbolo de fe para mucha gente.

Los efesios adoraban a Cibeles, e incorporaron gran parte de sus creencias al culto de Artemisa que atrajo miles de adoradores de todas partes del mundo conocido.

Mausoleo de Halicarnaso

maravillas

El Mausoleo de Halicarnaso era una tumba monumental de mármol blanco, considerada una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Fue construida en honor a Mausolo rey de Caria. Según los historiadores, la vida de Mausolo no tiene nada destacable exceptuando la construcción de su tumba. El proyecto fue concebido por Artemisia II de Caria, su esposa y hermana.

La construcción pudo haber comenzado durante el reinado de Mausolo y pudo haber sido terminado alrededor de 350 a.n.e., tres años después de la muerte de Mausolo y un año después del fallecimiento de Artemisia. Curiosamente, como el Mausoleo fue construido por los arquitectos griegos y decoradas por los escultores griegos, ninguna de las estatuas representan dioses griegos o diosas (Ashmawy). El mausoleo se describe en Luciano “Diálogos de los muertos”:

El mausoleo fue una construcción enorme, sobre todo porque su principal objetivo era el de servir como una tumba.

Piramides de Guiza

maravillas

La Pirámide de Keops, también conocida como de Guiza, está alineada con otras dos: las pirámides de Kafrén y Menkaura, siguiendo las estrellas que forman el Cinturón de Orión. El pasaje para descender en la pirámide apunta a la estrella polar conocida como Alpha Draconis.

De las 7 Maravillas del Mundo Antiguo, la Pirámide de Guiza es la única que se mantiene en pie. Además, fue la edificación más alta del mundo durante miles de años, más precisamente hasta 1889, cuando se construyó la Torre Eiffel.

Por muchos años se pensó que la pirámide fue construida por miles de esclavos, pero los egiptólogos han aceptado que fueron muchos obreros calificados los que estuvieron al frente de este proyecto. El sobrino de Keops planificó la construcción y el faraón gastó mucho dinero vistiendo y alimentando a los obreros con productos de calidad.

La Estatua de Zeus

Su ejecución se debió a Fidias, el más famoso de entre todos los escultores de la antigua Grecia, en el año 433 a.C. Empleó la técnica crisoelefantina, consistente en cincelar sobre marfil y añadir por encima oro, representando la carne y las vestiduras del personaje. Fidias empleó más de un año en llevar a cabo la estatua, lo cual nos da idea de su gran tamaño y de su detalle y calidad.

Fidias debió su fama al tratamiento del volumen y expresión de las formas humanas, por la utilización del claroscuro y por representar más la belleza ideal que la realidad. La escultura estaba cincelada sobre marfil y recubierta de oro. De acuerdo a una fuente contemporánea medía aproximadamente doce metros de alto.

Según las fuentes literarias más confiables, el aspecto más deslumbrante del Zeus de Olimpia era el religioso, pues, como resume Quintiliano, Fidias había logrado añadir algo nuevo a la religión tradicional ya que, hasta entonces, cada cual había tenido una idea de Zeus hasta que Fidias fijó la idea de lo que el dios debiera ser.

Los Jardines de Babilonia

maravillas

Es la maravilla que más dudas planeta sobre su auténtica existencia, sobre todo ante la ausencia de restos que lo corroboren. Los historiadores aseguran que se trataba de una hermosa ciudad. Su jardín disponía de unas terrazas con gran vegetación y se encontraba a orillas del río Éufrates.

Los jardines estaban situados junto al palacio del Rey, precisamente al lado del río, para que los viajeros los pudieran contemplar ya que el acceso estaba prohibido al pueblo. Desde la más alta de las terrazas se situaba un depósito de agua desde el cual corrían varios arroyos.

Los jardines se realizan junto a la orilla para que así, los viajeros que tienen prohibida la entrada a la ciudad puedan contemplar la magnifica construcción, al poder visualizarse las copas de los árboles desde cualquier punto de la ciudad, incluso desde fuera de las dobles murallas de la ciudad.

El Coloso de Rodas

En Rodas se levantaba el coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo antiguo. El coloso representaba a Helios, dios del sol y estaba colocado en la entrada del puerto de Rodas. Sus 37 metros de altura permitían que los barcos pasaran por debajo de sus piernas abiertas.

La gigantesca estatua fue construida por el escultor de Rodas, Cares de Lindos que necesitó doce años para terminarla. La base era de mármol blanco y la estructura fue gradualmente levantada con acero y piedra sobre los que se depositaban capas de bronce.El coloso sólo se mantuvo en pie durante 56 años porque fue derribado por un terremoto en el año 227 a.C.

Faro de Alejandría

El Faro de Alejandría se encontraba ubicado en la isla de la que toma su nombre y maravilló a sus contemporáneos no solo por la belleza de su ejecución, sino también por su altura. Se considera que el Faro era una de las estructuras más altas que el hombre pudo construir antes de nuestra era y se calcula que pudo llegar a medir más de 130 metros de alto.

El Faro de Alejandría sobrevivió cientos de años a su creación. De hecho, los responsables de su destrucción fueron una serie de terremotos que empezaron a dañar su estructura y, finalmente, provocaron su total derrumbe.

Sin embargo, a diferencia de lo que ha sucedido con otras maravillas del mundo antiguo hoy totalmente desaparecidas, la investigación arqueológica nos ha permitido recuperar algunos restos de lo que fue el maravilloso Faro de Alejandría.