Booking.com

Hoy les hablaremos  de la ciudad de Ourense, una ciudad íntimamente ligada con el Río Miño. Cuando hace 2000 años los romanos llegaron aquí, descubrieron sus aguas termales, y construyeron sus termas de las que todavía podemos ver restos en la orilla del río, pero uno de los legados que todavía se conserva íntegramente es el puente viejo, símbolo de la ciudad.

¿Cómo llegar a Ourense?

Para llegar a Ourense, si estas en Madrid lo mejor es ir es en tren o en coche (por la A-6 y la A-52), el trayecto te llevará por lo menos cuatro horas y media. Si no dispones de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española.

¿Qué ver en Ourense?

Lo primero que llama la atención son los diferentes puntos de salida de agua caliente (dicen que la temperatura de la misma ronda los 60ºC, así que si metes la mano en el agua de la fuente te puedes quemar). Así que la primera pregunta que te haces es ¿de dónde viene el agua caliente? Preguntando a la gente te van dando diferente hipótesis que si un rio de lava, que si algún volcán dormido, etc.

Una respuesta científica de manos del geólogo José Ramón Seara Valero. En la que indica que el origen  es  que  proviene del agua de lluvia, esta agua se filtra a través de las fallas y tras descender unos 3 km llega hasta un foco térmico que la calienta y que es el responsable de que cuando sale al exterior tenga esa elevada temperatura. Así que no debemos preocuparnos de que un día de repente aparezca un volcán o lava en la ciudad.

Ourense

Las termas de Outariz

Las termas de Outariz están compuestas por un edificio de madera imitando el estilo japonés. Nada más entrar lo primero que te encuentras es un bar con una terraza con vistas al rio, y en la planta baja están las instalaciones que dan a las termas. Si no llevas bañador puedes alquilarlo y disfrutar del agua caliente que emana de dos puntos entre las fracturas de las rocas graníticas.

Ourense

Catedral de San Martin

Catedral de San Martin, construida en los siglos XII y XIII, con mezcla de estilos románico, gótico, renacentista, barroco, neoclásico. Aunque la mayor influencia que tiene es de la Catedral de Santiago de Compostela. En su interior llama la atención una de las salas repleta de adornos dorados y muebles de madera ornamentados.

Ourense

Eironciño dos Cabaleiros

En este pequeña plaza apartada de las calles más bulliciosas de los alrededores dispone sus mesas el Mesón O Queixo, un histórico de la ciudad que ha apostado por la cocina más tradicional y donde sirven un cremoso queso gallego de altura. A su lado, el Lar da Sabela, con la cachucha y las albóndigas como platos más demandados.

Ourense

Zona de los vinos

Si hay un lugar en la ciudad en el que la gente confluye de forma natural, especialmente en las noches de fin de semana, sin duda son «Os Viños» del Centro Histórico, la zona de tapeo por excelencia de Ourense. Este conjunto de calles, unidas en un extremo por la Plaza del Hierro y que terminan en los alrededores de la Catedral, concentra gran número de bares, restaurantes y tabernas donde disfrutar de la gastronomía y la tradición vinícola de Ourense, compartiendo pinchos, raciones y cantigas en buena compañía.