Booking.com

Ya casi llegamos a julio y, ¿no sabes dónde vacacionar? Te mostramos algunos de los mejores destinos para este verano.

Lago Ginebra, suiza

Las temperaturas agradables y las tardes suaves hacen que julio sea un momento encantador y popular para visitar la “Riviera suiza” del lago de Ginebra. Este año, la Fete des Vignerons, el Festival de los viticultores, atraerá a cientos de miles de visitantes del 18 de julio al 8 de agosto.

julio

El festival, que se celebra una vez cada 20 años, celebra el vino y la cultura suiza en la ciudad de Vevey; en el corazón de la región vinícola de Lavaux, donde se han plantado uvas desde la época romana.

julio

Una excursión o un paseo entre los viñedos montañosos y aterrazados de la región es un gran placer en verano, incluso si no estás allí para degustar. Lakeside Vevey fue el hogar de Charlie Chaplin, y un museo allí conmemora su vida familiar y laboral. A lo largo del lago, la ciudad de Montreux presentará su festival anual de jazz, del 28 de junio al 13 de julio con música de todos los géneros; desde jazz hasta rock y desde country hasta pop. Freddie Mercury compuso y grabó su último álbum en Montreux, y una estatua de bronce se encuentra en el paseo del lago en su memoria; perpetuamente decorada con flores por sus fieles seguidores.

julio

En Lausana, el icónico Beau-Rivage Palace ofrece un confort clásico, y su barco de vapor Montreux se convierte en un restaurante flotante durante el verano. No muy lejos, donde el Ródano se encuentra con el lago Ginebra, se encuentra el Mandarin Oriental, Geneva, con un lujoso hotel de cinco estrellas, vistas a la montaña y vistas tranquilas al río.

julio

Trencin, Eslovaquia

Si te gusta encontrar destinos bajo el radar y asistir a festivales de música al aire libre, querrás saber sobre Trencin y el festival anual de Pohoda. En la parte occidental del país, aproximadamente a dos horas en automóvil o tren desde la ciudad capital de Bratislava y aproximadamente a tres horas de Viena, Trencin alberga el magnífico castillo de Trencin del siglo XI; uno de los cientos de castillos medievales y castillos en la República Eslovaca.

julio

El Festival de Pohoda, del 11 al 13 de julio, se describe como un “festival de música y artes con un reconocimiento internacional, donde la alternativa, el indie, la electrónica, la música mundial y el punk se encuentran con lo clásico; junto con la literatura, la danza, el arte visual, el cine y el teatro”.

julio

Celebrado cerca del antiguo castillo en un antiguo aeródromo militar rodeado por tres de las montañas de los Cárpatos occidentales, el festival sería una introducción ideal a este país de Europa central. La República Eslovaca ha experimentado un crecimiento en su industria turística en los últimos 25 años desde que obtuvo su independencia. Pueblos pintorescos, ciudades históricas, estaciones de esquí de montaña, parques nacionales y ciudadanos acogedores hacen de Eslovaquia un destino que vale la pena visitar.

julio

Las montañas del Alto Tatra cuentan con arroyos, cuevas, rutas de senderismo e inviernos nevados. Eslovaquia también cuenta con aguas termales, bodegas, cervecerías, comida rica y precios atractivos.

Trondheim, Noruega

La tercera ciudad más grande de Noruega se encuentra entre los fiordos de la costa central del país. Los largos días de julio y las temperaturas moderadas hacen que sea un buen momento para visitar esta hermosa ciudad.

julio

La naturaleza es una gran atracción en verano, con senderos para caminatas, deportes acuáticos y playas (con temperaturas de agua fría). La Catedral de Nidaros es el Santuario Nacional de Noruega, construido sobre la tumba de San Olav el Santo. La construcción comenzó en 1070, y la restauración de un incendio destructivo comenzó a mediados del siglo XIX y continúa hoy.

julio

Tres órganos de tubos, magníficas vidrieras y su estilo gótico hacen que sea una visita obligada. Coloridas casas de madera, cafeterías, calles empedradas y cafés invitan a pasear por los vecindarios de Trondheim. Los visitantes pueden ver la ciudad desde el río Nidelva en un bote o kayak.

julio

Los museos que cubren música, arte, ciencia, historia y cultura hacen que aprender sobre Noruega sea interesante y divertido. Rockheim, un museo de música popular, presenta exhibiciones interactivas; mientras que Ringve se enfoca en instrumentos musicales e historia. El lujoso e histórico Britannia, en el corazón de Trondheim, abrió sus puertas en 1870 y nuevamente en 2019 después de una importante renovación.