Todos nos entusiasmamos con los viajes por carretera, pase lo que pase. En coche, autocaravana, caravana, moto o incluso haciendo autostop. La sensación de conducir, de deambular, de explorar un lugar único e insondable. La imagen de los caminos que dejas atrás, los pueblos, las ciudades que atraviesas. Tal como ocurre con los siguientes viajes por carretera en Europa que no puedes perderte. Todas estas imágenes se reflejan en el espejo retrovisor de tu memoria.

Pero sobre todo, predomina el verdadero amor por el viaje. Porque todos tenemos el mismo sueño; agarrar las llaves y emprender el camino hacia lo desconocido.Conduciendo en Europa, las cosas son aún más intensas. Ciudades con encanto, naturaleza fascinante y carreteras que consolidan países limítrofes.

Viajes por carretera en Europa

Buscamos y encontramos los mejores viajes por carretera en Europa para recorrerlos con tu coche. Echemos un vistazo a todos estos lugares fascinantes, ¿de acuerdo?

El Valle del Loira, Francia

Conduce hasta este pintoresco valle lleno de impresionantes palacios, exuberantes viñedos y ciudades históricas. El valle ha estado habitado desde el Paleolítico Medio y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Valle del Loira tiene 280 km de largo y se encuentra en medio del río Loira en el centro de Francia. Este Valle del Loira cubre un área de aproximadamente 800 kilómetros cuadrados. Se le conoce como la cuna de la cultura francesa y como el jardín de Francia, debido a la abundancia de viñedos, huertas (como cerezas), que se alinean con las orillas del río.

Pero, ¿qué pasa si no tienes coche pero quieres ver este hermoso valle de Francia? Si viajas en avión a Francia sin tu propio automóvil, puedes alquilar fácilmente el automóvil de tu elección y recogerlo directamente en el aeropuerto. La agencia de coches de Enjoy Travel te ofrecerá el coche de alquiler ideal de tu elección a precios increíbles para que puedas conducir y experimentar este paraíso verde de Francia.

Carretera del Océano Atlántico, Noruega

La vista que cruza la “Carretera del Atlántico” en Noruega es sin duda impresionante. Sin embargo, se ha descrito como la carretera más peligrosa del mundo. Cuando hace mal tiempo, los coches son “batidos” por los fuertes vientos y las enormes olas del mar embravecido.

Es la carretera que conecta la isla de Averoy con la parte continental del país. La Carretera del Atlántico con sus continuos giros, se convierte en una pesadilla para los conductores cuando el clima es terrible. Uno de los puntos más famosos de la carretera es el puente Storseisundet, que los lugareños llaman “el puente de los borrachos”, debido a sus pendientes poco convencionales. La construcción de la carretera tomó seis años y las obras fueron interrumpidas 12 veces por los huracanes que azotaron la zona.

Residentes y turistas se han quejado repetidamente del peligro de esta vía. Aún así, nada ha cambiado. Definitivamente un viaje por carretera para todos estos adictos a la adrenalina.

Costa de Amalfi, Italia

Ubicada a 50 km en el lado sur de la península de Sorrento, la “Costiera Amalfitana”, como se le llama en italiano, es una de las playas más sensacionales de Europa. El “camino flotante” en el 163 o también conocido como Amalfitana tiene una vista impresionante que te lleva hasta allí y cubre toda la costa.

Desde los años 60 en adelante, y en semejanza con la cercana y más popular Capri, la costa de Amalfi se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos de Italia, pero también en un lugar favorito tanto para la jet set como para las parejas que buscan un verdadero romance. Afortunadamente, debido a la geomorfología de la zona, el desarrollo turístico ha sido lento.

Por lo tanto, sigue siendo un paraíso terrenal, que combina la tranquilidad con la fama mundial: encontrarás tranquilos pueblos de pescadores junto a pueblos urbanos y playas solitarias junto a playas activas y organizadas. Si tienes tiempo de sobra, hay excelentes expediciones a pie incluidas en muchos recorridos por Italia.

Por supuesto, hay decenas de otros destinos fantásticos en una zona caótica como Europa, pero nos centramos en tres destinos realmente diferentes que puedes visitar mientras conduces. Te sugerimos que veas los tres porque cada viaje que haces es otra tremenda experiencia que te hace un poco mejor y un poco más feliz.