Booking.com

Ubicada en la costa atlántica de Marruecos, Casablanca es la ciudad más grande y el puerto más activo del país con una población de más de 3.5 millones de personas. Casablanca saltó a la fama como una de las ciudades más importantes del reino de Berber Barghawata a mediados del siglo VIII. En el siglo XIV, los Merinid lo utilizaron como puerto clave; y en el siglo XV se hizo conocida como un puerto seguro para los piratas. Después de servir como un punto estratégico durante la Segunda Guerra Mundial, Casablanca obtuvo la independencia junto con el resto de Marruecos en 1955.

Para muchos, el nombre Casablanca evoca el romance gracias a la película de 1945 protagonizada por Ingrid Bergman y Humphrey Bogart; pero la realidad de la ciudad es un poco diferente. Aunque sus barrios más antiguos aun cuentan con una buena parte de la pintoresca arquitectura colonial francesa y la arquitectura tradicional marroquí, actualmente Casablanca es mucho más modernista. Ahora es más un próspero centro de negocios lleno de locales de arte cosmopolita, restaurantes y clubes nocturnos.

Arquitectura en Casablanca

Los mejores lugares para visitar en Casablanca

Mezquita Hassan II

Se necesitaron 6.000 artesanos tradicionales marroquíes durante seis años para construir esta magnífica mezquita. Fue encargada por el rey Hassan II y su construcción finalizó en 1993. Su minarete es el monumento más emblemático de la ciudad, mientras que el interior es una obra maestra de intrincados mosaicos, molduras de yeso esculpidas y techos de madera tallada y pintada. Con espacio para 25,000 fieles, es una de las mezquitas más grandes del mundo.

La vieja Medina

La Medina de Casablanca representa la parte más antigua que sobrevivió de la ciudad gracias a la reconstrucción por parte del sultán Mohammed ben Abdallah. Aunque no es tan antigua ni tan atmosférica como las medinas medievales de otras ciudades marroquíes, sigue siendo un gran lugar para recorrer a pie. Pasea por calles laberínticas y en pequeños escaparates que venden especias, ropa y artesanías hechas a mano.

Quartier Habous

En ninguna parte se muestra mejor la singularidad de Casablanca que en el Quartier Habous, una “nueva medina” construida por los franceses en la década de 1930. Con la intención de mezclar el matrimonio de la tradición marroquí con la cultura francesa moderna, el barrio cuenta con umbríos arcos y pórticos moriscos, calles de piedra limpia y un zoco sofisticado lleno de excelentes tiendas.

La Corniche

Conocida a veces como “la South Beach de Marruecos”, Corniche es un paseo marítimo frente al mar con restaurantes, discotecas, teatros y hoteles. Se extiende por varios kilómetros, es un lugar pintoresco para correr, disfrutar del aire marino o interactuar con marroquíes de vacaciones.

Costas de Marruecos

Dónde hospedarse

La mejor opción es el Hotel Le Doge, con un excelente restaurante de comida típica y un spa incluidos. El Hotel Maamoura, de 3 estrellas, es una alternativa asequible, todas las habitaciones tienen aire acondicionado, baño y WiFi gratis.

Dónde comer

Casablanca es una ciudad cosmopolita con una gran cantidad de excelentes restaurantes.

Desde tapas españolas hasta finos platos franceses y auténticos platos marroquíes. Puedes encontrar casi cualquier tipo de gastronomía en algún lugar de la ciudad.

Entre las joyas ocultas de Casablanca se encuentra Petit Poucet, un pequeño café en la parte antigua de la ciudad; allí Saint-Exupéry, autor y aviador francés, solía pasar el tiempo entre vuelos.

Puedes ir a Villa Zévaco para probar los mejores platillos europeos. Mientras que Rick’s Café se inspira en el famoso café de la película Casablanca. Es un must visit para los fanáticos de Bogart y Bergman.

Casablanca

Cómo llegar a Casablanca

La mayoría de los visitantes extranjeros llegan a Casablanca a través del Aeropuerto Internacional Mohammed V. A partir de ahí, es un viaje en taxi de 45 minutos al centro de la ciudad.

Alternativamente, la estación de tren Casablanca Voyageurs es uno de los centros ferroviarios más importantes de Marruecos y ofrece servicios directos desde y hacia otros destinos clave, como Fez, Marrakech, Rabat, Meknes y Tánger.

Los cruceros y autobuses de larga distancia operados por Supratours completan la lista de métodos de transporte.